Penya Barcelonista de Lisboa

dimarts, de juny 08, 2010

ELECCIONS ELECCIONES ELEIÇÕES




Demasiada estrategia en el primer debate
Santi Nolla Director MD- 08/06/2010

El primer debate fue de tono bajo. Para el Barça. Los candidatos andan demasiado metidos en las estrategias que les asesoran que acaban interpretando papeles que no les toca. El tono fue bajo porque da la sensación de que se utilizan tácticas que por muy repetidas no llegan a ser creíbles.

En estas elecciones hay cosas claras aunque haya candidatos que luchen para oscurecerlas. En primer lugar, todos confían en Guardiola. No hay ninguna duda ahí. El entrenador del Barça dijo que seguiría un año y lo hará. Pep estará con el que gane y no ha actuado en estas elecciones ni lo hará haciendo gala de ese magnífico respeto institucional que lo acompaña en la mayoría de sus actuaciones.

En segundo lugar, los cuatro están contra los violentos en el Camp Nou y ninguno ve la idea de Foster como un proyecto sólido de futuro para el Estadio. Ahí hay matices, pero en lo gordo, coinciden. Discrepan en Txiki, pero el nombre del secretario técnico no es lo esencial de ningún modelo. Lo importante es saber si todos cuentan con un secretario técnico y en eso coinciden todos. Otro de los temas irrelevantes es el de Joan Oliver. El director general elegido hará su trabajo. Su nombre no debe ser ninguna cuestión esencial en esta campaña. El debate tuvo, eso sí, algunas perlas, aunque dio la sensación de que los candidatos se dejaron para el final de semana la caza mayor.

SANDRO ROSELL

Sandro Rosell mantuvo la calma ante un agresivo Ingla que sólo se dirigió a Sandro y buscó capitalizar el éxito deportivo. Ferrer mostró serenidad y Benedito energía. Sandro respondió bien a Ingla cuando éste puso a Johan Cruyff como ejemplo de consejero y le dijo que el holandés había querido fichar a la triple A (Albelda, Ayala, Aimar) y fue convincente a la hora de descartar las Masias globales. Le faltó más contundencia en las respuestas, pero su papel estratégico parece ser el de aparecer como presidente.

JAUME FERRER

Jaume Ferrer se mostró sereno y con un discurso tranquilo. Contestó a Ingla que no debía apropiarse de las Seis Copas y dejó caer que cuando Marc era vicepresidente deportivo fue la peor etapa deportiva de estos últimos siete años. Estuvo fuerte en el terreno económico y poco convincente defendiendo Uzbekistán. Dijo que lo de Joan Oliver lo decidiría el 1 de julio. Es el más claro defensor de Laporta, aunque su estilo sea radicalmente opuesto. Es la continuidad más pura.

MARC INGLA

Marc Ingla estuvo especialmente agresivo y reiteradamente atacó a Rosell viniera o no a cuento. Defendió que había sido el único que había trabajado con el equipo técnico para el Barça de las Seis Copas y esgrimió que Guardiola estaría más cómodo con él. Benedito le contestó que a Guardiola no le gusta que lo utilicen. Siguió el manual de ataque en elecciones y quiso dejar claro que tenía un equipo potente y que jugaba en el área contraria. Se centró en Rosell de forma obsesiva.

AGUSTÍ BENEDITO

Benedito fue el más suelto. Dio la sensación de ser el candidato que menos tiene a perder. Repartió a todo el mundo y dejó claro que domina la oratoria. Su tono, no obstante, peca en ocasiones de populismo, aunque en el primer debate fue la revelación. Su presencia enriquece el debate, aunque ninguno pudo ofrecer proyectos que estimularan al barcelonismo

0 Comments:

Publica un comentari a l'entrada

Links to this post:

Crear un enllaç

<< Home