Penya Barcelonista de Lisboa

dimarts, de juny 08, 2010

ELECCIONS ELECCIONES ELEIÇÕES




Ferrer afirma que el socio ya es feliz
El candidato continuista dice que es el único garante del modelo exitoso de Laporta en los últimos siete años



«Tenemos un Barça feliz y si el socio quiere seguir con este modelo de éxito, le pido que vote mi candidatura». Así se manifestó ayer Jaume Ferrer, el candidato continuista que aspira a relevar a Joan Laporta a partir del domingo. Ferrer, que ha permanecido junto al actual presidente desde el año 2003, afirmó en el foro Tribuna Barcelona, organizado por EL PERIÓDICO DE CATALUNYA, que él es el «único garante para dar continuidad al modelo de éxito del club».


El delfín de Laporta explicó que mantendrá todos los ejes que han hecho del Barça el ejemplo a seguir en el mundo. «Cuando llegamos en el 2003 nos encontrábamos en el puesto 12º o 13º de los clubs de Europa y luchábamos por entrar en la Copa de la UEFA. Siete años después, el Barça es el mejor club del mundo», reiteró el candidato , quien agregó que siempre ha trabajado «para la entidad sin querer salir en las fotos y sin estar en primera línea mediática». «Somos los únicos que podemos garantizar este modelo de gestión», dijo Ferrer, quien criticó a los candidatos Sandro Rosell y Marc Ingla por querer destruir el legado de Laporta y por no haber creído en su filosofía. «Otros que ahora son candidatos se marcharon del club en momentos de mucha dificultad porque creían que el modelo estaba agotado».

Ferrer, en clave deportiva, aseguró que tiene casi apalabrada la continuidad de Txiki Begiristain como secretario técnico y lamentó que ahora «muchos de los que en su día abandonaron el barco quieran apropiarse un modelo deportivo ganador». En este sentido, y en referencia a Ingla, agregó que en el 2008 era más favorable a apostar por José Mourinho como recambio de Frank Rijkaard en lugar de Pep Guardiola.

El aspirante continuista afirmó que la junta de Laporta «ha hecho un club más transparente y cercano al socio», a la vez que ha sabido mantener su condición de club catalanista. «Desde la catalanidad nos hemos convertido en un club global», valoró Ferrer, quien también apeló a la necesidad de mantener la vertiente solidaria a través de Unicef. «El Barça es más que un club en el mundo».

También reiteró su empeño en seguir combatiendo a los radicales y reclamó a los demás candidatos que no bajen «la guardia». «Si lo haces, te los vuelves a encontrar dentro del estadio», alertó. Sobre la reforma del Camp Nou, dijo que el proyecto Foster es por ahora «solo una maqueta». «Hemos de hacer una reforma que no sea suntuosa y con sentido común, pero el Camp Nou se tiene que renovar para que sea competitivo y generar ingresos».

El candidato de Laporta, que aseguró que su campaña tendrá un coste cercano al millón de euros, lamentó el tono beligerante entre los aspirantes a la presidencia. «Nos tenemos que poner a la altura del club y de los socios. Pido tranquilidad y serenidad. Lo importante es que los socios conozcan nuestros programas y sepan qué Barça queremos en el futuro», reclamó.

El candidato no quiso pronunciarse sobre qué jugadores ficharía para la próxima temporada

–«es una cuestión para los técnicos»– y agregó que es partidario de regular la admisión de socios del club, que cuenta con más de 170.000, de los cuales prácticamente la mitad no tienen acceso al estadio por falta de localidades. «Lo que no podemos hacer es evitar que alguien quiera entrar en el club, pero tendremos que idear otro tipo de carnet».

Ferrer, que pidió a los socios que vayan a votar, dijo que no tiene aspiraciones políticas «a día de hoy». «Pero todos evolucionamos y tenemos derecho a cambiar de opinión», dijo, en referencia a Laporta.

0 Comments:

Publica un comentari a l'entrada

Links to this post:

Crear un enllaç

<< Home