Penya Barcelonista de Lisboa

dissabte, de juliol 24, 2010

DEL AMOR AL ODIO


Se cumplen 10 años de la traición de Figo

El barcelonismo recibió hace una década un duro revés con la fuga del luso, por culpa del vil metal
Hoy se cumple una década de la presentación de Luis Figo como jugador del Real Madrid. Fue la ‘bomba’ del verano de 2000, que ‘estallaba’ pocas horas después de que Joan Gaspart ganara las elecciones a la presidencia del FC Barcelona a Lluís Bassat.

Hacía tiempo que se hablaba de que el portugués podía tomar el ‘puente aéreo’ a la brava si Florentino Pérez ganaba las elecciones a la presidencia del Real Madrid. El aspirante a destronar a Lorenzo Sanz así lo había prometido en su campaña y la ‘guerra’ se desató el 5 de julio, cuando se filtró por vez primera la noticia.

Por aquel entonces Figo ya se había comprometido con Florentino siempre y cuando éste llegara a la presidencia del club, pero poco crédito se dio a la revelación. En primer lugar porque la cláusula del jugador ascendía a 10.270 millones de pesetas (61,7 millones de euros) y, en segundo, porque el jugador estaba muy identificado con el club catalán.

Seguramente Figo y su agente, José Veiga, nunca contemplaron la victoria de Florentino en las urnas, pero al consumarse, no hubo marcha atrás. Habían dado su palabra. Y la cumplieron.

El lunes 24 de julio de 2000, Figo era presentado en Madrid, consumándose así una traición histórica. El jugador, que no se sentía lo suficientemente valorado en el Camp Nou, aseguró que se había ido por culpa de los directivos, que a su juicio se lo habían “puesto muy fácil” porque no atendieron sus peticiones. No lo hicieron, aunque luego Gaspart le igualaría la oferta del Real Madrid, porque había un vacío legal en la entidad, metida de lleno en un proceso electoral...

Figo, al que se le vio incómodo durante la presentación junto a Florentino y Alfredo di Stéfano, aseguró que “tenía claro que iba a jugar en el Real Madrid” y que tenía “la conciencia muy tranquila”. También tuvo palabras para la afición barcelonista, de la que dijo que “siempre me trató muy bien”.

Y en cuanto al futuro que le esperaba cuando se encontrara con su ex equipo en el campo comentó: “Las cosas no serán fáciles por la rivalidad que existe entre ambos equipos, pero deseo ser tan feliz en Madrid como lo he sido estos años en Barcelona”.
Las reacciones desde la Ciudad Condal no se hicieron esperar y la primera partió del recién elegido presidente del FC Barcelona, Joan Gaspart: “El que la hace, la paga”.

Dijo que Florentino había estirado demasiado la cuerda y que ésta se había “roto” y aseveró que “aunque no conozco el documento firmado entre Veiga y Florentino, es una inmoralidad”.

Y fue más allá: “El Real Madrid se ha quedado con un jugador que no siente los colores”. Agregó que “intentaré tener buenas relaciones con el Real Madrid, pero no olvidaré lo que Florentino ha hecho”. A partir de ahí, la historia es conocida. Cayó un ídolo. Y para siempre...

4 Comments:

Publica un comentari a l'entrada

Links to this post:

Crear un enllaç

<< Home