Penya Barcelonista de Lisboa

divendres, de juny 04, 2010

ELECCIONS ELECCIONS ELEÇÕES




Rosell promete mantener su estilo y "no hablar" de sus rivales electorales


El candidato a la presidencia del Barcelona Sandro Rosell ha prometido hoy que mantendrá el tono y el estilo de su precampaña durante la semana de campaña oficial, iniciada tras la proclamación de las candidaturas, y que no entrará en el juego de acusaciones personales si otros aspirantes le atacan.

Rosell, gran favorito en las encuestas, se ha mostrado sorprendido por la agresividad de otros candidatos. "Esperaba que salieran insinuaciones, rumores o mentirijillas, que la gente se dedicaría a hablar de asuntos o preferencias deportivas. Pero resulta que hay quien ha dedicado tiempo y dinero a investigar a otro, a intentar buscar documentos. A mí no se me pasa por la cabeza, no forma parte de mi educación", ha dicho.

Con una semana por delante para acabar de explicar su proyecto (la campaña electoral concluirá oficialmente el próximo viernes 11 a medianoche), Rosell ha dado las gracias a los socios que le han apoyado con su firma y ha insistido en su intención de mantener su política de seguir explicando el proyecto sin hablar de sus rivales. "Aunque a veces tengamos que hacer alguna parada en el camino para explicar algo", ha comentado Rosell, "no tenemos nada que ocultar y seguiremos explicando nuestro proyecto".

El candidato también ha expresado su deseo de que el presidente del club, Joan Laporta, "sea capaz de mantener la neutralidad que se le supone" y ha afirmado que en caso de ganar las elecciones, "una de las primeras llamadas será a (Joan) Laporta", con quien debería convivir desde el día 14 hasta el 30, fecha del fin del mandato del actual presidente. "Ojalá sea una transición pacífica", ha dicho.

Sobre las negociaciones que el club ya ha puesto en marcha para incorporar a Cesc Fàbregas, Rosell ha destacado que debería tratarse de un fichaje relativamente sencillo "en la medida en la que el jugador ya ha expresado su voluntad", aunque ha reconocido que para establecer el precio idóneo "hay que tener en cuenta muchas variables, como la edad o el salario". "En todo caso, 60 o 70 millones de euros, como se ha comentado, es demasiado". Uno de los actores de la negociación será Arsen Wenger, entrenador del equipo inglés, "un gato viejo y un gran negociador".

Rosell también ha informado de que su equipo de trabajo continúa preparando la planificación de la plantilla "para, en caso de ganar las elecciones, tener trabajo adelantado" y ha confirmado que en caso de ser presidente, "la primera llamada será a Pep Guardiola". Acusado por parte de otros candidatos de llevar a cabo una política demasiado intervencionista, Rosell ha insistido en que aspira a ser presidente del club, "y no entrenador, ni secretario técnico, ni médico ni director de 'marketing'" y que en su proyecto "cada persona tendrá un área específica de trabajo".

0 Comments:

Publica un comentari a l'entrada

Links to this post:

Crear un enllaç

<< Home