Penya Barcelonista de Lisboa

dilluns, de maig 24, 2010

'TITO' VILANOVA Segundo entrenador del Barcelona: "SOMOS DIFERENTES"




El Barça arrasa en la encuesta anual de EL PAÍS
'TITO' VILANOVA Segundo entrenador del Barcelona "Somos diferentes"


Alguien dijo que Tito Vilanova (Bellcaire de L'Empordà, Girona; 1969) es a Pep Guardiola lo que Charly Rexach representó para Johan Cruyff. Vilanova empezó a hablar de fútbol con Guardiola en La Masía cuando ambos soñaban con jugar en el "camp gran" y ahora viven juntos en el banquillo. El 30 de junio acaba contrato con el Barcelona.

Pregunta. ¿Ha sido más dura esta temporada o la pasada?

Respuesta. Esta temporada, mucho más; la exigencia era superior. Cuando llegamos, había más dudas que otra cosa. Al principio, generábamos poca confianza: al Camp Nou iban 60.000 personas. Al final, ganamos y jugamos a un nivel impresionante. Eso generó una expectativa, nos puso el listón muy alto. Si lo has ganado todo el primer año, el segundo, también; no hay excusa. Si contra el Barça los equipos ya tienen una motivación especial, ahora se trataba de enfrentarse al mejor de la historia. Y hemos ganado otra vez. No han podido con nosotros. De los siete títulos, esta Liga es la que más ilusión nos hace.

P. ¿Qué explica la necesidad de sumar 99 puntos para ser campeón?

R. Que el Madrid es muy fuerte. Para ganarle ha sido necesario un nivel muy alto. Ya intuíamos que fallaría poco. El título se ha decidido en el cara a cara. El Madrid, técnicamente, es muy fuerte y físicamente más. Por eso falló tan poco.

P. Han jugado 10 partidos más que el Madrid. ¿Se nota?

R. Habría preferido jugar más. Tener solo un partido por semana no es una ventaja. Si no hay descanso, la cabeza se dispersa menos, aunque la exigencia sea superior. No desconectas, no pierdes tensión. El problema es que el calendario ha sido de una exigencia brutal: empezamos jugándonos dos títulos, el grupo de la Champions fue terrible...

P. ¿El momento más duro?

R. Salir de Cornellà y subirnos a un autocar para ir a Milán. El volcán casi nos mata. Veníamos de jugar un derby con 10, un final de partido muy desagradable, y el domingo, después del empate, en vez de tirarte en el sofá y recuperarte, tuvimos que ir al encuentro del Inter en autocar. Salimos vivos de milagro.

P. Suena a excusa.

R. A este nivel, un detalle así marca mucho. Mentalmente, nos dolió. No podía ser que nos pasara eso. El día del partido, por la mañana, le dije a Pep: "No puedo ni moverme".

P. Según José Mourinho, el Inter pudo meterles cinco.

R. Sí, ya... Mire, si se atiende a sus títulos, Mourinho es un grande, si no el más grande. Tiene un mérito enorme. Otra cosa es si, además de los títulos, ha aportado algo al calcio. Desde nuestro punto de vista, con ganar no basta. Nosotros lo intentamos con jugadores de casa y atacando, como demanda la cultura del Barça. Hay algo más y eso tiene un valor. Al Inter le bastó con muchos menos remates que nosotros para ganar la Copa de Europa.

P. Mou fichará por el Madrid. ¿Le preocupa?

R. A mí solo me preocupa confeccionar la plantilla. Estamos en el periodo más importante del año. En el Barça no puede jugar cualquiera. Si tomas la lista de los 25 mejores futbolistas del año, puede que en nuestro equipo no encajen más de cinco, por decir una cifra. Necesitamos jugadores especiales porque somos diferentes. Eso es un problema, pero también nuestro mayor orgullo. Por eso hemos fichado a Villa, porque nos encaja. No es ya que meta goles, sino que su estilo y sus desmarques nos van bien. Hay jugadores que en este club no tendrían un rendimiento tan alto como el que tienen en otro sitio y al revés. Lo nuestro no es tan fácil. Por eso tiene más mérito.

P. Pedro ha sido elegido como el jugador revelación; Xavi, como el mejor español, y Messi, como el mejor extranjero.

R. Han ganado la Liga por Valdés, Maxwell, Puyol, Touré, Ibra... Lo saben. Sin ellos, no serían tan buenos. Messi es el número uno. Es como si no fuera extranjero porque lleva el ADN del Barça. Pedro es insustituible: defiende perfecto; técnicamente, es buenísimo; define con los dos pies como pocos en el uno contra uno, tiene remate desde media distancia... Y Xavi... ¿Qué quiere que le diga? Basta con verle jugar. Es difícil tener un compromiso mayor con la profesión. Hay gente que gana, pero no con el 70% de los futbolistas formados en casa y pocos jugando como nosotros. Ese es nuestro mayor orgullo. Muchos campeones no aportan un jugador formado en casa a su selección nacional; nosotros, 11.

P. "No han podido con nosotros", dijo Xavi.
R. Ha habido interés en molestarnos, pero se convirtió en una motivación. Los jugadores escuchan la radio, ven la televisión... Son gente de aquí, futbolistas de club, con sentimiento, y adivinan la mala intención. Eso nos ayudó, nos dio fuerza, nos facilitó el trabajo: no necesitamos motivarles.

5 Comments:

Publica un comentari a l'entrada

Links to this post:

Crear un enllaç

<< Home