Penya Barcelonista de Lisboa

divendres, de maig 21, 2010

No quiere eternizar las negociaciones - Antes del Mundial




Laporta quiere presentar a Cesc antes del Mundial
Tras la incorporación de David Villa, el objetivo número uno es lograr que el del Maresme vuelva a ser blaugrana.


Una vez vestido Villa con la camiseta del Barça, el club se ha propuesto el más difícil todavía. Joan Laporta quiere viajar a Londres, coger de la mano a Cesc, acompañarle hasta el vestuario blaugrana y, una vez dentro, exclamar: “Aquí lo tenéis, de regreso a casa”.

El catalán, como el astuariano, está encantado con la idea, pero la diferencia está en las intenciones de sus respectivos clubs. El Valencia ya ha vendido, mientras que el Arsenal no tiene ninguna intención de hacerlo. Además, existe otro problema: el tiempo. Porque Joan Laporta quiere ser el presidente que fichó a Cesc Fàbregas y, aunque el verano es muy largo, el tiempo para él se acaba. El próximo 30 de junio dejará de ser el máximo responsable institucional del Barça. Esa es su intención, pese a que tiene un gran aliado que le sirve para forzar la máquina y justificar la celeridad con la quiere llevar a cabo el regreso del centrocampista del Maresme al Camp Nou: el Mundial. Laporta explicó ayer en la presentación del libro ‘Barça, 110 anys fent història’ que “a día de hoy sería conveniente que el club hiciera alguna presentación más. No antes de que yo me vaya, sino antes de que empiece el Mundial porque después pueden encarecerse los traspasos”. Lo dijo en general, tras ser preguntado si Villa sería la última incorporación antes de Sudáfrica 2010, pero nadie tuvo dudas sobre el futbolista en el que estaba pensando el presidente.

Laporta sabe y reconoció que Cesc es uno de los futbolistas que mejor encajarían en el actual modelo deportivo, al que ayudaría a mantener durante muchas temporadas, ya que llegaría con 23 años y con muchos años de fútbol por delante: “Está claro que por sus características, por haberse formado aquí y por conocer muy bien esta casa su adaptación sería mucho más rápida que la que puedan tener otros futbolistas. Es un jugador con las características que debe tener un centrocampista en el Barça y lleva el estilo y el sistema del Barça muy asimilado”. Pero el dispendio económico que habrá que realizar para recuperar al hoy centrocampista ‘gunner’ difícilmente será razonable, como sí definió Laporta lo que se ha pagado por Villa. ¿Qué precio sería razonable pagar por Cesc? “Habría que mirar lo que ha ganado, su palmarés y las necesidades de los clubs, varios parámetros para definir cuál sería el precio adecuado”, aseguró el máximo responsable blaugrana, al que le apoya toda la plantilla en pleno, que ve con muy buenos ojos que la noticia se produzca cuanto antes mejor. Uno de sus amigos en el Barça, Gerard Piqué, habría llegado a comentar que ve “imposible que Cesc no fiche si el club le ha demostrado que le quiere”.

El objetivo es no eternizar la operación y presentar cuanto antes mejor al centrocampista. El problema es que el próximo lunes se concentra con la selección estatal, por lo que parece imposible que la noticia se produzca este fin de semana. Por otro lado, creen conveniente que la fotografía con Villa, que se producirá hoy, se deguste durante varios días. Separar las dos incorporaciones en el tiempo las hace ganar en peso. Pero los días pasan y el Mundial acecha.

Dos son las fechas que se barajan como posibles para presentar al futbolista si se logra, como se pretende, convencer al Arsenal con buenos argumentos económicos de que los días de Cesc en el Emirates Stadium han llegado a su fin. El primero de ellos es el próximo 4 de junio, día en el que la selección de Del Bosque regresa de su stage en Austria. Es probable que el técnico dé fiesta a sus jugadores ese mismo día y los convoque el sábado por la tarde, por lo que habría tiempo suficiente para realizar la presentación. Otras de las probables fechas para ello sería el viernes 9 de junio. Del Bosque dará fiesta a sus futbolistas tras jugar en Murcia contra Polonia un encuntro de preparación del Mundial, así que Cesc tendía horas suficientes para enfundarse la camiseta del Barça antes de marcharse a Sudáfrica, donde ya participaría como futbolista blaugrana. La intención de Joan Laporta es la de, de forma indirecta, colaborar en la selección con hasta nueve jugadores del Barça: Valdés, Busquets, Iniesta, Xavi, Puyol, Pedro, Piqué, Villa y Cesc.

4 Comments:

Publica un comentari a l'entrada

Links to this post:

Crear un enllaç

<< Home