Penya Barcelonista de Lisboa

dijous, d’abril 15, 2010

Tres puntos más, un partido menos


Tres puntos más, un partido menos

Dominador y al final efectivo. El Barça superó el partido contra el Deportivo a base de trabajo, trabajo y trabajo. Bojan, Pedro, Touré y, sobre todo, Xavi, acercan a los de Guardiola al título
La primera parte fue una película que ya se ha repetido varias ocasiones esta temporada. En pocas palabras: dominio insultante del Barça, un rival a la defensiva y mucha ocasión para poco gol. Y al menos fue. Suficiente para ir por delante, pero no para dar la tranquilidad total.

Guardiola volvió a apostar para empezar por un 4-2-3-1, con un ataque totalmente canterano gracias a la aportación canaria por las bandas de Pedro y Jeffren, la movilidad en el centro de Messi y la referencia ofensiva de Bojan. Por detrás, ese genio llamado Xavi Hernández, dispuesto a inventar un proyecto de gol a la mínima que pueda.

El Depor dio un chispazo a los 2 minutos en forma de tiro colocado de Guardado que se marchó por encima de la portería. Fue sólo eso. Un chispazo. Porque Pedro sí que dio las buenas noches al larguero de Aranzubia tras recibir un pase de pecho de Piqué y buscar la posición de remate.

Estaba claro que el Barça quería superar la prueba lo antes posible. Y dio el primer aldabonazo gracias a un excelente servicio de Xavi a Bojan para que el de Linyola justificara su condición de ‘9’. Definición y acierto. El Camp Nou estalló de júbilo al pasar por el minuto 15 de juego.

APARECE LEO

Como quiere siempre Guardiola, el Barça siguió perseverando. Fueron los instantes en los que el actual Bota de Oro, Leo Messi, empezó a dejarse ver. Primero, en un pase a Jeffren para probar al meta deportivista. Después, en un intento de vaselina que Aranzubia, providencial, envió a córner.

Los de Lotina no lograban salir de la cueva. Prácticamente todos encerrados ante el agobio blaugrana, a excepción de Riki. Pese a ello, tuvieron tiempo de reclamar una caída de Lopo ante Jeffren en el área de Valdés, en uno de los pocos ataques deportivistas. Era el minuto 22 y Paradas no apreció infracción.

De la perseverancia se pasó a los lujos que gustan de ver cuando el marcador es holgado, no cuando refleja el 1-0. Una chilena de Alves que se estrelló en el travesaño de Aranzubia o una combinación de tacón al primer toque entre el brasileño y Messi que provocó el ¡ooooh! Del respetable. Pero el Barça no mataba. Forzó hasta diez córners antes del descanso pero sólo valió el gol de Bojan. Poco premio para tanto dominio.

DEL DOMINIO A LA MINI-PÁJARA

Si el Barça de la primera parte dio la sensación de acorralar sin matar, el del inicio de la segunda pareció levantar el pie del acelerador, lo que daba vida a los de Lotina. No tardó ni cinco minutos Guardiola en hacer su primer cambio, dando entrada a Keita en lugar de Jeffren. Pero los barcelonistas no parecían los de antes.

No obstante, el primero en intentar dar tranquilidad a la grada fue Márquez en un disparo que el ex españolista Sergio sacó pegado al poste. Ese rechace dio alas a los coruñeses, que incluso se presentaron en el área de Valdés con un disparo desviado de Riki.

Pero ahí se acabó la candidatura deportivista al empate. Un primer remate flojo de Messi fue el preludio de la sentencia del partido gracias a una acción que nació en Valdés, que buscó desde su portería la carrera de Alves. Se anticipó Aranzubia, que despejó con tanta mala suerte para él que el balón lo recibió Pedro en el centro del campo y, al primer toque, probó un disparo que se convirtió en el golazo del día. ¡Qué parábola y qué definición, por Dios! Así se desatasca un partido.

Como ese boxeador que va puntuando y lanza un directo al mentón de su rival tocado, el Barça provocó la cuenta del árbitro a ese Depor que nunca creyó en lograr algo positivo. Y por si había dudas, sólo tres minutos después Touré mató un saque de córner (el duodécimo del partido) de Xavi y fusiló a Aranzubia. 3-0 para acabar con las dudas.

Con el partido decidido, Guardiola volvió a mover el banquillo para que el Camp Nou ovacionara como se merecía a Xavi Hernández tras su partidazo. Salieron Sergio Busquets y un Titi Henry con ganas de recuperar su sitio, lo que se tradujo en un solitario disparo que detuvo el meta del Depor, ya avanzado el choque. Mientras, un Lopo muy motivado (¿quizá por su pasado?) se dedicó a ‘rascar’ a Pedro, rozando una segunda amarilla que Paradas no le quiso mostrar.

Los deberes ya estaban hechos y el Barça solventaba con buena nota el primero de los siete exámenes ligueros que le restan, demostrando que está enchufadísimo. Es la mejor noticia para la afición, con detalles como la seguridad de Víctor Valdés cuando Guardado intentó batirle en los últimos minutos y como ese golazo de Pedro que dejó claro quién es el líder. Ahora, a pensar en el Espanyol porque este Barça sólo depende de sí mismo. A otros sólo les queda encomendarse a clavos ardiendo.


Ficha técnica
FC Barcelona: Víctor Valdés; Daniel Alves, Piqué, Márquez, Maxwell; Touré, Xavi (Sergio Busquets 76’); Pedro, Jeffren (Keita 50’), Messi y Bojan (Henry 72’).

RC Deportivo: Aranzubia; Manuel Pablo, Lopo, Piscu, Laure; Antonio Tomás, Sergio (Iván Pérez 84’), Guardado, Pablo Álvarez (Juan Domínguez 52’), Juan Rodríguez y Riki (Lassad 69’).

Arbitro: Paradas Romero (andaluz). Mostró tarjetas amarillas a Lopo, Pablo Alvarez y Manuel Pablo.

Goles: 1-0, Bojan (15’). 2-0, Pedro (68’). 3-0, Touré (71’).

Incidencias: 75.897 espectadores en el Camp Nou. Antes de iniciarse el partido, se

0 Comments:

Publica un comentari a l'entrada

Links to this post:

Crear un enllaç

<< Home