Penya Barcelonista de Lisboa

diumenge, d’abril 11, 2010

YA LE HA MARCADO SIETE GOLES AL REAL MADRID


YA LE HA MARCADO SIETE GOLES AL REAL MADRID
Leo Messi dejó en ridículo a Cristiano en el enfrentamiento de cracksNo hubo color en el duelo entre los dos cracks. Messi volvió a ser el mejor, como ya había ocurrido en Roma
Leo Messi demostró ayer en el Bernabéu que el segundo mejor jugador del mundo se encuentra a años luz de su nivel. Cristiano fue una triste figura durante los 90 minutos en contraposición a Leo, que marcó el gol que abría el marcador y fue una pesadilla constante para la desconcertada defensa del conjunto madridista.

El argentino se situó ayer como la principal referencia ofensiva ante la ausencia de un ‘nueve’ nato. Su misión era fijar a los centrales y descolocarles con sus continuos movimientos por distintas zonas de ataque. Al principio le costó adaptarse a esta posición, pero en uno de los primeros balones que le llegaron ya avisó con un recorte dentro del área que casi provoca un penalty de Albiol. El valenciano sí que le atizó poco después viendo la tarjeta amarilla. Por su parte, Leo también fue amonestado por llevarse un balón con las manos.

Messi estaba buscando su sitiio, aunque a Cristiano ni se le vio. Intentó arrancar desde la banda derecha, donde Puyol le esperaba y si se marchaba del capitán, Piqué estaba atento a las coberturas para frenar sus incursiones. El Barça le controló y al luso se le notaba muy incómodo, incluso algo renqueante por un golpe.

La igualdad de fuerzas se rompió a partir de un par de faltas duras que recibió Messi. El mejor jugador del mundo se enrabietó, cogió el balón, buscó la pared con Xavi y definió tras una finta con el cuerpo a Albiol. Leo volvió a romper el partido y decantar el clásico del lado blaugrana. Era su gol 40 en todas las competiciones y el 27 en la Liga.

El Madrid acusó el golpe en gran manera y ya no tuvo poder de reacción. La segunda diana de Pedro fue un puñal en la línea de flotación blanca y el encuentro quedo finiquitado, mientras el gran referente ‘galáctico’ seguía sin aparecer. Unicamente disparó en dos ocasiones a puerta, una especialmente clara por la banda izquierda, y en ambas oportunidades chocó contra Víctor Valdés. Se repitió la experiencia de Roma y de anteriores compromisos en los que el luso ha tenido que verse las caras con el portero catalán. Valdés le tiene tomada la medida y Cristiano acabó derrumbando viendo como era imposible que le pudiera batir.

De esta manera, la diferencia entre Messi y Ronaldo volvió a aumentar. El argentino ya le ha marcado siete goles al Real Madrid, mientras que el portugués sigue con su maldición ante el Barça y aún no le ha batido en ninguna oportunidad. Un 7-0 que habla a las claras de la diferencia entre los cracks.

Y este 7-0 podría ser todavía más escandaloso de no ser por las intervenciones de Iker Casillas. El portero madrileño se lució con dos grandes paradas cuando Messi ya le había encarado y había disparado con toda la mala intención del mundo. Casillas rechazó los dos remates y evitó una humillación todavía peor.

Mientras Leo intentaba aumentar su marca goeladora, Cristiano estaba perdido en el campo, corriendo sin sentido y expresando su rabia con algunos gestos airados fuera de tono. Ni tan siquiera fue capaz de crear peligro en los lanzamientos de falta. En el único que tuvo en la frontal estrelló su lanzamiento en la barrera. Ronaldo se tuvo que conformar viendo que su reinado en el mundo del fútbol ha llegado a su punto y final.

0 Comments:

Publica un comentari a l'entrada

Links to this post:

Crear un enllaç

<< Home