Penya Barcelonista de Lisboa

divendres, de maig 14, 2010

La magia del 16 de mayo


La magia del 16 de mayo


Tras una temporada intensa, en la que el Real Madrid ha mantenido el pulso hasta el final, el Barça puede vivir otro ‘gran 16 de mayo’
El próximo domingo 16 de mayo puede ser un gran día para el barcelonismo si se confirma la conquista de la vigésima Liga tras derrotar al Valladolid. Pero no será la primera vez que tal día le reporta fortuna a la entidad blaugrana pues hasta en tres ocasiones ha podido celebrar títulos con anterioridad en esa fecha.

El precedente inmediato está en la pasada Liga. El Barça se proclamó campeón el 16 de mayo de 2009 antes de jugar su duelo frente al Mallorca del día 17 pues el Real Madrid perdió en Villarreal 3-2 y se quedaba sin opciones de alcanzar al ‘Pep team’.

El equipo entrenado por Juande Ramos intentó apurar sus opciones pero el tanto de Joan Capdevila en el minuto 89 certificaba la derrota blanca y el éxito del conjunto de Josep Guardiola ‘sin bajar del autocar’.

La derrota en el Ono Estadi por 2-1 no tuvo ninguna trascendencia para un equipo que ya estaba pensando en la final de la Champions en Roma.

El primero de los antecedentes pertenece a la ‘prehistoria’ de la entidad, 1926. El Barça, entrenado por el inglés Ralph Kirby, disputó el 16 de mayo de ese año la final del Campeonato de España, la Copa. En aquel equipo jugaban futbolistas que después, con el paso de los años, se convertirían en legendarios, como Platko, Piera, Alcántara, Samitier o Sagi. De hecho, dos años después conformarían la base de la plantilla que ganó la primera Liga de la historia para las vitrinas blaugrana.

Pero estamos en 1926 y el Barça de Kirby, que ya ha dejado por el camino en las eliminatorias previas a Levante, Zaragoza, Real Madrid y Real Unión de Irún, busca la séptima Copa en la final que se disputa en Valencia. El rival es el Atlético de Madrid, que con el tiempo se convertiría en un asiduo contrincante en el ‘torneo del K.O.’. El Barça remontó un 0-2 para forzar la prórroga. Alcántara, el máximo goleador absoluto en la historia de la entidad con 357 dianas en 356 partidos jugados, aprovechó un pase de Josep Samitier para sentenciar el título.

Existe otro precedente mucho más reciente y que está especialmente señalado en el imaginario colectivo blaugrana: el de la final de la Recopa de Europa en Basilea en 1979. Efectivamente, la que se recuerda como la primera ‘gran marea blaugrana’ con 30.000 culés recorriendo Europa para respaldar a la plantilla en el decisivo duelo frente al Fortuna de Düsseldorf.

La narración de ese agónico partido ha pasado de generación en generación como tradición oral y visual barcelonista a través de las imágenes que se han ido reponiendo aunque casi han pasado 41 años desde aquel 16 de mayo. El gol inicial de Tente Sánchez y el segundo de Juan Manuel Asensi; el penalty fallado por Carles Rexach que se redimió logrando el 3-2 en la prórroga; o el de Hansi Krankl que compensaron los de Allofs y Seel para vencer por 4-3.

0 Comments:

Publica un comentari a l'entrada

Links to this post:

Crear un enllaç

<< Home