Penya Barcelonista de Lisboa

dimecres, de març 09, 2011

Con este Barça... al fin del mundo




Con este Barça... al fin del mundo

UNA NOCHE INOLVIDABLE.

Fue una noche de las que no se olvidan, pasión, emoción y espectáculo. El Barça puso el juego, el Arsenal vino solo a defenderse y los espectadores demostraron que la afición culé, cuando la ocasión lo requiere, está a la altura del equipo. Messi, como siempre, fue el abrelatas de una victoria difícil y trabajada, porque en la Champions se juega sin red y si regalas un gol lo pagas caro. Fue el más difícil todavía, volver a empezar, tener que marcar dos goles en media hora. Este Barça no tiene límite, supera todas las pruebas, se crece ante las dificultades. Sin perder los nervios, sin renunciar a su juego, presionando al rival de forma increíble, el Barça consiguió con brillantez el paso a los cuartos de final. Excepto diez minutos en Londres, siempre estuvieron muy por encima de un Arsenal que es el vivo ejemplo del quiero y no puedo. La afición salió satisfecha y orgullosa del Camp Nou. Con este equipo vamos al fin del mundo.

BARÇA SOLO HAY UNO. Como el Barça no hay ninguno y es de largo el mejor. ¿Quién dijo que el Arsenal jugaba como el equipo de Guardiola? ¡Anda ya! Jugaron todos en su campo, no chutaron una sola vez a portería, el gol que se apuntaron en el marcador lo tuvo que hacer un jugador barcelonista, Wenger es un técnico amargado que ha perdido el señorío, Cesc pasó con más pena que gloria, la verdad es que les dieron un repaso por mucho que quieran cargar las culpas contra el árbitro. Este Arsenal es un equipo perdedor, le falta grandeza, ambición y talento. Barça solo hay uno y no admite imitaciones. Anoche Messi y compañía dieron otra lección de coraje y orgullo, de ambición y sacrificio. Mandaron desde el primer minuto, lucharon como jabatos y supieron remontar cuando la eliminatoria se puso cuesta arriba.

A POR LA CHAMPIONS. Un equipo que tiene a tres talentos como Xavi, Iniesta y Messi tiene un potencial que no tienen los demás; los tres mejores del mundo marcan diferencias. Cuando se enchufan, cuando sacan el genio, cuando más disfrutan, más brillan. Leo hizo un gol antológico, con barretina incluida, un gol de crack, de orfebrería fina, de esos que no se ven ni en la PlayStation. Si a la clase le sumamos la fuerza y la garra de Mascherano, nos encontramos con un centro del campo que fue el factor desequilibrante del partido. Hacía mucho tiempo que no veíamos disfrutar tanto a los culés en las gradas, ellos también acabaron agotados por la tensión y la fuerza de sus cánticos. Después del memorable 5-0 al Madrid en Liga, este es el otro gran partido de la temporada… de momento. Un grandísimo Barça dejó claro que esta Champions es su gran objetivo.

0 Comments:

Publica un comentari a l'entrada

Links to this post:

Crear un enllaç

<< Home