Penya Barcelonista de Lisboa

dilluns, de gener 17, 2011

¿A alguien le extraña que Mourinho pida fichar en invierno y pase de la cantera? A mí no.Mourinho nunca mira a la cantera


¿A alguien le extraña que Mourinho pida fichar en invierno y pase de la cantera? A mí no. Es su filosofía. Es fiel a su propio estilo.


Mourinho nunca mira a la cantera

Desconozco si el Real Madrid ganará poco, mucho o nada, pero sí que sé una cosa: su entrenador quiere ganar algo. Como sea. Porque le han traído para eso. Porque le va su prestigio. Por eso pide. Si no le traen su última petición -y no es nueva, todo lo contrario- siempre podrá decir, recordar, escudarse en una decisión de club para explicar que le faltó una pieza para redondear su trabajo

¿Sorprende tanta insistencia por su parte? Todo lo contrario. Él, mejor que nadie, puede ver lo que tiene y lo que le falta. Y si ya quería otro delantero cuando tenía a Higuaín y a Benzema para la plaza del 9, es coherente que su discurso en este sentido no se haya desviado ni un ápice. El tiempo estimado de baja del argentino incluso le ha reforzado en este sentido. Pide porque así lo cree necesario y porque así se ha acostumbrado a trabajar. En el Chelsea y en el Inter. Dos clubs que invirtieron mucho y cogieron un montón de gente. Más jugadores incluso de los que llegó a necesitar. Ello, unido a su talento como técnico, redundó en dos equipos muy bien hechos, al estilo Mou, tanto en Inglaterra como en Italia. Nada de plantillas cortas. Largas, y si se ha de fichar más con la temporada iniciada, se ficha.

Mirar a la cantera

Si uno ha trabajado así y le ha ido mucho más bien que mal, es normal que quiera seguir por esa línea. Es a esto a lo que se ha/le han acostumbrado, no a mirar en la cantera. Si su mercado ya no es ese, porque nunca lo ha sido, es lógico que ahora ni se lo plantee. Si su manual de trabajo ya no prevé la posibilidad de subir a los jóvenes para irles fogueando para el medio y largo plazo, menos aún subirá a uno para una urgencia. Si no le valen para participar, menos aún para decidir.

Por ese camino volvemos a la vieja discusión de si el fútbol base del Madrid es bueno o malo. O si en el extremo contrario, el del Barça es mejor simplemente porque sí. Ahí la diferencia reside en el entrenador del primer equipo.

El fútbol base de un club es bueno si el primer entrenador lo usa y malo si no lo utiliza. Tan simple como esto. El fútbol base del Barça es maravilloso, sí. Cuando mañana llegue un técnico que lo mire con recelo, que no crea en él, pasará de maravilloso a malo. Y el del Madrid es imposible que sea malo. Solo hay que ver la cifra de futbolistas que han pasado por la cantera blanca que forman parte de equipos de Primera y Segunda. Para sorpresa de muchos, superior, incluso, a los canteranos de can Barça.

No hay fútbol base bueno o malo, en Barcelona o Madrid, sino técnicos del primer equipo que creen o no creen. El Barça ha tenido dos entrenadores en los últimos años, Rijkaard y Guardiola. En el mismo tiempo (siete temporadas) el Madrid ha tenido a 10 técnicos. Las obligaciones, de entrada, son exactamente las mismas en el Camp Nou que en el Bernabéu: títulos. Los métodos de trabajo para llegar a ellos, diametralmente distintos, empezando por el trato y el uso de las propias canteras. La del Barça, hoy hace una semana, en la cúspide del mundo.

El Balón de Oro

El premio del Balón de Oro ha suscitado controversia. Lógico. Es lo que tiene nominar a tres y que solo haya galardón para uno. Es lo que tiene dar un premio individual en un deporte de equipo. Cada uno tenía su favorito. Yo, también: Xavi. Y argumentos para dar el premio a cualquiera de los tres. El lío se entiende por los criterios a seguir a la hora de votar y por quién vota. Nadie puede discutir que Messi es el mejor. Y el más espectacular. Lo que falla son los criterios de la elección. Si priman los títulos, es un contrasentido. El técnico que más ganó se llevó el galardón (Mourinho). El jugador que más ganó, no entró ni entre los tres finalistas (Sneijder). Ganas cinco títulos con tu club, llegas a una final del Mundial, acabas como máximo goleador del torneo (empatado con Forlán, Villa y Müller) y ni siquiera eres finalista. O sí, primero entre los periodistas y fuera del podio entre seleccionadores y capitanes.

Donde unos priman títulos los otros premian otros valores igual o más importantes, como el sello que un jugador puede imprimir al equipo. Y los que más, la explosividad del mejor jugador.

Un nuevo premio

Ante tal dispersión de criterios y votantes, Platini ya ha avanzado que la UEFA creará su premio al mejor jugador del año. Es decir, que habrá una cosa que no contará, precisamente lo que ha suscitado más controversia: el peso del Mundial (FIFA).


Y aún con ese filtro, ¿a quién se lo darían este 2010: Messi o Sneijder?

0 Comments:

Publica un comentari a l'entrada

Links to this post:

Crear un enllaç

<< Home