Penya Barcelonista de Lisboa

dissabte, d’octubre 23, 2010

CUARTA VICTORIA DEL BARÇA COMO VISITANTE


CUARTA VICTORIA DEL BARÇA COMO VISITANTE
Messi apedrea a goles el 'autocar' del Zaragoza

El Barça tuvo que emplearse a fondo para sumar su 'cuatro de cuatro' fuera de casa.


Dos goles de Messi acabaron con las esperanzas de un Zaragoza ultradefensivo que acabó con diez por la roja directa a Ponzio

Alineaciones en mano, la cosa apuntaba a picar piedra en un día de ‘homenajes’. El de José Aurelio Gay, entrenador de un Zaragoza hundido en la cola, al Maguregui de los mejores tiempos, moviendo del parking el autocar para apostarlo ante el ex bético Doblas. Pero Guardiola también tenía preparado el suyo… a Cruyff. Porque optó por un 3-4-3 que recordó a aquel ‘Dream Team’ de los años 90.

Para plasmarlo en el campo, Piqué, Puyol y Abidal se quedaron solos atrás. Alves se adelantó como nunca, dominando el carril derecho con Iniesta en la otra banda. Keita y Busquets entre el brasileño y el manchego, mientras que Pedro, Messi y Villa debían perforar la muralla maña. Ardua labor.

Un disparo desde la frontal de Messi que desvió Doblas a córner y una combinación entre el propio Leo, Iniesta y Villa que un defensa local desbarató en la frontal del área pequeña fueron los primeros martillazos del Barca. La lectura estaba clara, aunque el error era pensar que el Zaragoza iba a renunciar a todo. Le quedaba el recurso de los contraataques, pese a que darse sin pólvora por la lesión de Sinama Pongolle en el calentamiento previo al partido.

En uno de ellos, Lafita puso un balón a Braulio, quien chutó todo lo mal que supo para que Valdés blocara fácil. Esa pifia y un remate lejano de Jarosik a la salida de un córner que obligó a lucirse a Valdés fue toda la aportación ofensiva del equipo de Gay. Así que los locales se encomendaban a su entramado defensivo, que en los últimos instantes de la primera parte sufrió de nuevo.

El ex zaragocista Villa no encontraba el camino del gol propio pero sí que habilitaba a sus compañeros. Primero buscó a Pedro, que encontró la oposición de un defensa cuando preparaba su chut a Doblas. Poco después, fue Messi quien habilitó a Alves y el brasileño falló en su proyecto de vaselina.

Parecía la canción de siempre. Dominio de balón, ocasiones claras y ausencia de gol. Pero en el minuto 42, el Barca logró encontrar un escape de gasolina en el autocar de Gay. Y lo hizo con la misma medicina que pretendía aplicar el equipo aragonés, resolviendo un contraataque. Una recuperación de Keita, una carrera de Villa con pase genial a un Messi que sacó los colores a la enmarañada defensa zaragocista.

Costó 42 minutos, pero se logró. El Barca del 3-4-3, ese Barca intratable como visitante, marcaba la línea en La Romareda antes del descanso ante un Zaragoza que veía cómo su apuesta ‘magureguística’ se iba al garete.

CHIQUILLADA DE PONZIO

Y si la ventaja blaugrana ya se había materializado en el marcador antes de caer la noche en Zaragoza, a lsa salida de vestuarios la niebla generada por Gay y los suyos se disipó por completo. Sólo pasó un minuto para que los aragoneses se quedaran con diez por una más que evitable acción de Ponzio. El balón estaba lejos de él, pero el zaragocista sacó su mano a pasear a la altura de la oreja izquierda de Daniel Alves. Este cayó sobre el césped y Pérez Lasa, previa consulta al estilo ‘hamburguesa con queso’, sacó a pasear su tarjeta roja.

La Romareda recriminó a Alves que éste exagerara en su caída, pero lo cierto es que Ponzio fue el principal y único culpable de lo que sucedió, perjudicando a su equipo y cortando cualquier opción de reacción por su chiquillada. El Zaragoza se quedó con diez… y el Barca pareció dormirse.

Quizá la superioridad numérica derivó en relajación blaugrana. El partido volvía a atascarse por que el Zaragoza seguía achicando. Faltaba cerrarlo, ese detalle que faltó en algún partido en casa. Y la pareja Villa-Messi volvió a funcionar, cerca del minuto 60 de partido, con un pase del ‘Guaje’ que el argentino no pudo materializar.

Cinco minutos después llegó la tranquilidad para el Barca. Fue en un ataque que podríamos calificar de ‘ametralladora’. Primero prueba Keita a Doblas. Rechace. Aparece Iniesta y chuta. Jarosik rechaza como puede. Finalmente, el cuero vuela hacia donde llegaba Messi para que el genio de Rosario remachara el segundo gol.

La cuarta victoria barcelonista como visitante ya era casi un hecho, lo que aprovechó Guardiola para refrescar el equipo. Thiago y Bojan entraron por los ovacionados Iniesta y Pedro. El hijo de Mazinho se dejó ver en algún que otro pase, mientras que Bojan dispuso de un disparo que se marchó rozando el larguero. Fue poco antes de que el zaragoza intentara despertar. Algún que otro apuro sobre la meta de Valdés, sobre todo en un balón colgado que Puyol despejó a córner, pero poco más.

Al Zaragoza no le salió la jugada. Al Barca, sí. A Villa le faltó el gol, por más que lo intentó, con poste incluido en la trecta final tras un buen pase de Thiago. Pero Messi fue quien decidió para un Barca intratable lejos del Camp Nou. Contra diez en la segunda parte, cierto. Pero dominando de principio a fin, sin brillo pero –esta vez sí- con efectividad.

Ficha técnica


Zaragoza: Toni Doblas; Diogo, Jarosik, Contini (Marco Pérez, min. 61), Lanzaro, Obradovic; Ponzio, Gabi, Ander Herrera (Jorge López, min. 61), Lafita (Boutahar, min. 76) y Braulio.

Barcelona: Víctor Valdés; Dani Alves, Piqué, Puyol, Abidal; Sergio Busquets (Mascherano, min. 87), Iniesta (Thiago, min. 71), Keita; Pedro (Bojan, min. 74), Messi y Villa.

Arbitro: Pérez Lasa (vasco). Mostró tarjetas amarillas a Lanzaro, Ponzio, Gabi, Lafita y Braulio, por parte del Zaragoza, y a Piqué, por parte del Barça. Expulsó con roja directa a Ponzio (min. 46) por agresión a Dani Alves y también al segundo entrenador del Zaragoza, Nayim (min. 85) por protestar.

Goles: 0-1, min. 42. Keita recupera un balón en el centro del campo y envía a Villa, quien conecta con MESSI. El argentino rompe el fuera de juego y supera a Doblas en su salida. 0-2, min. 65. Centro de Pedro a Keita, quien pone a prueba a Doblas. El meta despeja e Iniesta chuta, pero Jarosik desvía el balón y MESSI, tal como le venía, empalma a la red.

Incidencias: 30.000 espectadores en La Romareda.

0 Comments:

Publica un comentari a l'entrada

Links to this post:

Crear un enllaç

<< Home