Penya Barcelonista de Lisboa

dimecres, de setembre 29, 2010

Messi volvió y el Barça rescató un empate en Rusia


Messi volvió y el Barça rescató un empate en Rusia
La Pulga jugó la última media hora en el 1-1 ante Rubin Kazan por la Champions. Fue su primer partido luego de la lesión en el tobillo.


La maldición del Barcelona tiene nombre. El Rubin Kazan supo complicar al club catalán en sus encuentros por la Liga de Campeones 2009, cuando le ganó en el Nou Camp (2-1) y aguantó un 0-0 como local. Esta temporada, el destino -¿o el maleficio?- de la zona de grupos los volvió a encontrar y casi complica más de la cuenta al equipo de Pep Guardiola en Rusia, donde apenas rescató un punto, tras el 1-1, que le permite permanecer como el líder del Grupo D, con cuatro puntos.

Es que el Barcelona se encontraba con la sorpresa de estar abajo, debido, en parte, al oportunismo y un poco de suerte a la hora del penal del local, ya que a los 29 minutos cuando Noboa remató fuerte y al medio, Víctor Valdés se encontró tirado a su derecha y con tan poca fortuna que la pelota le dio en la pierna y se metió al arco. Con el gol se reforzó la idea del local de cuidarse atrás y tener a sus delanteros parados para la contra, aunque con los once jugadores en su campo. Barcelona probó entrándole por abajo y por arriba, con reiterados centros de Xavi e Iniesta, y las subidas de Piqué y Dani Alves. Pero nada le alcanzaba.

La chance más clara para la visita en el primer tiempo estuvo en los pies de Pedro, cuando a los 12 minutos Villa metió un preciso pase en profundidad para Pedro, que se metió entre los centrales y disparó de primera. Su tiro dio en el travesaño y el rebote no le volvió al delantero catalán sino que quedó en manos del arquero Ryzhikov. No hubo mucho más, alguna llegada de Villa exigido o de Piqué, uno de los más activos y que buscó constantemente el arco de enfrente.

Pero Barcelona contaba en el banco con su as de espadas: Lionel Messi, dispuesto a dar una mano tras recuperarse de la lesión en el tobillo. Igual su ingreso pudo esperar porque a los 13 minutos Iniesta se metió en el área y consiguió la innecesaria infracción de Salukvadze. Penal para el Barcelona y la chance de David Villa de marcar un nuevo gol. Cerca estuvo Ryzhikov de ahogarle el grito de gol al delantero español, a los 14, cuando el arquero le adivinó el poste, sin poder evitar el gol del empate.

Con el saque del medio ingresó La Pulga por Javier Mascherano, titular en la segunda fecha de la Champions. Y con el rosarino se prolongó la posesión de la pelota (74% contra 26) y también las llegadas de peligro. El argentino fue uno de los que más oportunidades (cinco claras) tuvo de torcer la historia. Una de las últimas fue a cinco del final, cuando dominó adentro del área y en un intento desesperado remató de zurda al primer palo desviado, ante la salida del arquero. En tanto que fue Iniesta el que tuvo en sus botines la mejor oportunidad de llegar al 2-1. En el segundo minuto adicionado, el campeón mundial con España impactó la pelota con la parte interna del pie derecho para clavarla en el segundo palo pero la pelota se fue por arriba. No hubo tiempo para más. Rubin hizo su partido y también tuvo chances de ganarlo con el ingreso del nigeriano Obafemi Martins. Ambos salieron beneficiados: el Barcelona porque pudo rescatar un punto en una visita complicada y el Rubin porque sigue demostrando que puede hacerle partido al mejor equipo del mundo.


4 Comments:

Publica un comentari a l'entrada

Links to this post:

Crear un enllaç

<< Home