Penya Barcelonista de Lisboa

dimecres, de setembre 29, 2010

1-1: El Barça se lleva un punto agridulce ante un Rubin Kazan ultradefensivo


1-1: El Barça se lleva un punto agridulce ante un Rubin Kazan ultradefensivo

El guión ha sido el esperado. El Rubin Kazan ha salido a aguantar y lo han conseguido. Con cinco centrales y un medio campo ultradefensivo. Muy juntos sin dejar espacio. Y el Barça a lo suyo. A tocar, a no desesperarse. Paciencia y ya llegará.

Así han estado a punto de marcar los de Guardiola. Villa ha visto la ranura y por ahí ha colado un pase preciso para Pedro. El canario ha tocado suave con la punta de la bota, pero el larguero ha escupido su vaselina.

También lo ha intentado el Guaje. Recogiendo un balón en el vértice del área tras un saque de esquina, Villa la ha bajado con el pecho y sin dudarlo ha cruzado su disparo. El balón acabó lamiendo el palo.

Los dos goles de penalti

El control del partido lo ha tenido el conjunto de Guardiola, pero en la primera llegada local, Alves y Piqué han derribado a Kaleshin, que también ha puesto de su parte para que el árbitro acabara señalando penalti. Noboa ha sido el encargado de transformarlo. Valdés le había adivinado la intención, pero a pesar de tocar el balón no ha podido pararlo.

Tras el descanso, el mismo guión del primer tiempo. Toque culé, dominio azulgrana. Y con calma, jugando a su estilo, ha llegado el empate barcelonista. Salukvadze ha empujado a Iniesta en el área local y el colegiado turco, Cüneyt Fakir, ha pitado pena máxima. Villa ha tirado colocado a la derecha de Ryzhikov para igualar el marcador al cuarto de hora de la reanudación. Ha sido el gol 400 del Barça en la Liga de Campeones.

Con el empate ha entrado Messi por Mascherano, y el Barça recuperado su once de gala. Alves ha podido marcar el segundo tras cazar un mal pase entre la defensa rusa. Villa ha tenido la suya aunque le ha faltado convicción y Messi ha chutado al cuerpo de Ryzhikov tras un pase al hueco de Iniesta a 20 minutos para el final.

Aguanta la muralla tártara

Se estaba masticando el segundo pero la muralla de Berdyev aguantaba firme. El Barça jugaba con el mismo lema que en el primer tiempo: paciencia y ya llegará. A tocar, a abrir el campo. Messi ha aparecido en un par de ocasiones. Primero en una falta directa y después para cabecear un centro de Maxwell. En ambas opciones el balón ha salido por encima del larguero.

Antes de finalizar los dos equipos han podido romper el empate. Por parte del Rubin, tras una contra fulminante, Martins ha rematado de cabeza pero la madera ha evitado el tanto local. En el bando catalán, Iniesta se ha plantado ante el portero ruso en el tiempo añadido. El mago manchego ha buscado la colocación con una rosca al segundo palo. Demasiado larga. Fuera y final. Un punto para cada equipo y el Barça que sigue sin ganar al Rubin Kazan

4 Comments:

Publica un comentari a l'entrada

Links to this post:

Crear un enllaç

<< Home