Penya Barcelonista de Lisboa

dimarts, d’agost 17, 2010

No fallaron los jóvenes, sino los veteranos


No fallaron los jóvenes, sino los veteranos
Por Martí Perarnau

Lo que falló no fue la idea ni los ‘babies’, sino los veteranos, los que deben aportar experiencia. No es seguro que Valdés hubiese detenido el zambombazo de Luis Fabiano, pero es más que probable que tampoco hubiese podido evitar los dos goles de Kanouté. A Miño no hay nada que reprocharle, pues además detuvo un cabezazo a bocajarro de Renato y un disparo durísimo de Navas que parecían gol o gol. De Sergi Gómez se puede criticar que perdiera el espacio a su espalda en el tanto de Luis Fabiano. Cierto. Pero eso mismo le ha ocurrido a Piqué y a Puyol frente al mismo delantero, con lo que pocos reproches pueden hacerse a un chaval que hace apenas cuatro meses aún se enfrentaba a juveniles y hoy lo hace a una dupla infernal. Baste decir que tiró los fueras de juego bastante mejor que Milito... En cuanto a Oriol Romeu no hay comentarios que hacer: impecable, en la línea mostrada hasta la fecha en el filial, prometiendo ser el Busquets de 2012.

Jonathan estuvo más bajo de lo previsto, sin duda. En realidad, su problema son las expectativas. Se le ha elevado demasiado rápido a sucesor de Xavi y todavía necesita mucho rodaje al igual que Thiago Alcántara. Pero que necesite tiempo no es nada malo. ¿No convenimos que el mejor Xavi apareció en 2008, cuando la Eurocopa? ¿No firmaría hoy cualquier aficionado con tener dos hombres como Xavi aunque haya que esperar a que maduren?

El error no estuvo en los chavales individualmente, ni siquiera en el hecho de verse obligado a juntar a cuatro de ellos al mismo tiempo, una circunstancia que sabemos negativa por la desprotección que sufren. Discrepo radicalmente de cuantos protestan por lo que denominan ‘guardiolada’. Quienes así opinan sólo se miran sus pies y no ven lo que está por delante. Hay una temporada larguísima, tres títulos muy importantes a disputar, un rival brutal enfrente más varios conjuntos ingleses y un alemán formidables. La base del Barça lleva tres años sin respirar, apretando el acelerador a fondo. Xavi ha jugado 194 partidos en los últimos 36 meses, casi todos ellos completos, 17.000 minutos, cerca de 300 horas jugando a máximo nivel. Y muy parecido sus colegas Puyol, Valdés, Iniesta… Por el camino, siete títulos con el Barça, una Eurocopa y un Mundial. Si este grupo no tiene un mes de vacaciones y desconexión y otras cuatro semanas de preparación física intensiva no podrá seguir consiguiendo éxitos. Lo sabe Guardiola y así lo ha programado: les esperan retos mayores que la Supercopa. Lo que hay que corregir es la pésima capacidad anaeróbica de Ibra, las desconexiones de Bojan, el sobrepeso de Messi y la catastrófica posición y lentitud de Milito. Y no volver a colocar a Abidal de central jamás de los jamases.

0 Comments:

Publica un comentari a l'entrada

Links to this post:

Crear un enllaç

<< Home