Penya Barcelonista de Lisboa

dilluns, d’abril 04, 2011

Plantilla larga, suplentes cortos y alonsodependencia


Plantilla larga, suplentes cortos y alonsodependencia Del Diario digital: "notasdefutbol.com"


Antes de comenzar la temporada y aun en muchas ocasiones a lo largo de la misma, hemos comentado que el FC Barcelona tiene un plantel más corto que el del Real Madrid. La primera plantilla blaugrana se compone de 19 jugadores, contando el refuerzo invernal de Afellay, mientras que los blancos suman hasta veinticuatro hombres con ficha profesional. Lo curioso del asunto es que Pep Guardiola siempre ha declarado que prefiere tener una plantilla corta pero bien motivada, mientras que Mourinho ha dado continuamente la sensación de que, si por él fuera, cambiaría unas cuantas piezas o, al menos, añadiría un par de ellas más. Al técnico luso no le faltaba razón en su descontento por contar sólo con dos delanteros y, con la lesión de Higuaín, Florentino se vio obligado a encender el fax y sacar el talonario para traerse a Adebayor —quien parece estar sufriendo el síndrome de Sansón—. Pero a pesar de contar con una plantilla sobradamente numerosa, Mourinho siempre ha reducido su abanico a catorce o quince jugadores, formando un club exclusivo en el que cada mes entran y salen un par de socios, atendiendo al método de premio-castigo que ha instaurado el portugués, pero siempre manteniendo el número de VIP’s no más allá de los 14-15 miembros. Así las cosas, el Barça cuenta con hasta quince jugadores que han jugado al menos quince encuentros ligueros, mientras que en el Madrid son trece los hombres que han alcanzado ese número de partidos. De modo que las cifras demuestran que Mourinho cuenta con más obreros, pero su manera de llevar un equipo reduce la capacidad de su plantilla: potencia a los indiscutibles a costa de debilitar a los suplentes. Cumplidos los treinta partidos ligueros, a falta de completar la Copa con la final y habiendo disputado ocho partidos europeos (sin olvidar los encuentros de Selecciones Nacionales), es inevitable que muchos jugadores vayan pasando por la enfermería. Llegados a la recta final de la temporada, siempre acabas teniendo una semana en la que te faltan tres o cuatro jugadores importantes y ahí es dónde se ve el verdadero potencial de una plantilla. En la jornada de ayer, tanto Madrid como Barça contaban con muchas bajas e, ironías del destino, las ausencias de uno y otro fueron bastante equiparables. Mourinho se vio obligado a dejar a Pepe en el banquillo mientras que Guardiola lleva casi dos meses sin poder contar con Puyol. Al Madrid le faltaba su mejor lateral izquierdo, Marcelo, y al Barça Maxwell y Abidal; la delantera merengue estaba coja sin CR7 y Benzemá, mientras que la blaugrana no contaba con Pedro ni Bojan (a los que hay que añadir, con algunas salvedades, la suplencia de Messi). Y, por último, ni unos ni otros pudieron alinear a sus mariscales de campo, Xabi Alonso y Xavi Hernández. A pesar de lo mucho que se habló del tercer delantero (y de los perros y los gatos) y de que siempre hemos tenido en cuenta que tanto un técnico como el otro son incapaces de gestionar mejor el número de minutos de sus dos caprichosas estrellas, el eslabón que Mourinho siempre temió perder es Xabi Alonso. La importancia del tolosarra en el organigrama táctico del equipo es capital. Sin él, el Madrid es una nave sin timonel, un gigantesco galeón al que le sobran cañones para destrozar a su enemigo pero con la velocidad y maniobrabilidad de una vieja chalana. Con Alonso el Madrid tiene una dama que, dominando el centro, mueve el partido a todo lo largo y ancho del tablero; sin él, la movilidad del Madrid se reduce tanto que cada escaque parece medir una hectárea cuadrada. El diagnóstico es claro como el agua: el Madrid de Mourinho tiene alonsodepedenncia. Sin Xavi ni Messi en el campo, el Barça logró acabar el partido con un 70% de posesión a pesar de jugar en el campo del que es, sin ningún lugar a la duda, el equipo español que mejor trata el balón después del blaugrana. El Madrid, jugando en su estadio, contra un equipo como el Sporting, a todas luces muy inferior a los blancos, fue incapaz de encontrar el norte. Cuando el partido se le puso cuesta arriba, Mourinho se equivocó metiendo a Pepe pero, sobre todo, metiendo a Canales, un chaval que sólo ha jugado ocho partidos, siete de ellos saliendo desde el banquillo, y, para más inri, de carrilero izquierdo. Cuando el Madrid reaccionó y logró meter a los asturianos en su área, no lo hizo jugando mejor, sino sacando la casta que siempre le dan las fuerzas telúricas del Bernabéu. Casillas siempre estará ahí para salvar a su equipo, Cristiano seguirá marcando un saco de goles, Higuaín volverá a ser el de antes y Benzemá retomará su proyección. Pero ¡ay del Madrid como no pueda contar con Alonso en otro partido vital...! -----------

Interesantes comentarios publicados sobre este artículo

0 5690 ! Editar teargarden


Hay que ver cómo cambian las opiniones después de un solo partido. Antes del parón por el partido de la selección, cuando el Madrid se situó a 5 puntos tras el empate del Barcelona en Sevilla, el Madrid era un equipazo, qué buenos eran todos, y algunos ya comparaban a Benzemá con Villa al haberle igualado en número de goles en la temporada, y hoy todos son muy malos. Hasta "Manolito" al que algunos trataban como si hubieran engañado al jeque del Manchester City, también resulta ser una pifia. Para mí el problema del Madrid no está en nombres, sino en valores. El 80% de la plantilla actual del Madrid no saben realmente qué es vestir la camiseta del Madrid, y eso es mucho decir. El problema del Madrid no es ni Kaká, ni Marcelo, ni Benzemá, ni Adebayor, ni gago, ni Lass,.... pues son todos ellos buenos jugadores, pero todos ellos son lo que se llama mercenarios, y no lo digo en sentido despectivo, sino en sentido profesional, es decir, son jugadores que juegan donde más les pagan y donde creen poder ganar más títulos, que hoy por hoy uno de los equipos que mejor paga es el Madrid. Y nada más. Hace unos años, cuando el Madrid era un equipo grande y temible de verdad, no sobre el papel, el líder del equipo era un tal Raúl, y le seguía una serie de jugadores "de la casa" como César, Hierro, helguera, Salgado, Morientes y un chaval llamado Íker Casillas, y a esos jugadores les acompañaban jugadores de esos mercenarios, pero de primer nivel, como eran Roberto carlos, makelele, Figo o Zidane (casi nada). Hoy en el Madrid los jugadores "de la casa" son Casillas, Ramos y Alonso, porque los Albiol, Arbeloa, Granero,... no tienen peso en el equipo; y encima, entre esos mercenarios te encuentras cosas como Gago, Lass, Diarrá (hasta hace dos días),.... Es que no hay comparación. Cuando digo "jugadores de la casa" no me refiero únicamente a jugadores de la cantera, sino a jugadores nacionales, que aunque no sean de Madrid sí saben lo que es el Madrid. Por mucho que queremos, Ronaldo será del Oporto, nunca del Madrid; Kaká es del sao paulo, nunca del Madrid; Benzemá sería del Marsella o del Burdeos (?), pero nunca del Madrid,... y así sucesivamente. El problema es que mientras siga Florentino y su cuadrilla de "regalaoídos" como Valdano, pardeza, mendez,.... y mourinho, el Madrid seguirá teniendo el mismo problema: los valores del madridismo. Los valores del madridismo no son lo que Mourinho representa, por mucho que lo respalde el presidente, ni lo que muestra Ronaldo, ni los demás jugadores. mientra siga Florentino en el mando, este verano, y el siguiente y el siguiente, seguiremos oyendo más y más nombres (Rooney, Fábregas, neymar,....) pero seguirá siendo el mismo problema. El Madrid tiene las plazas de mercenarios más que cubiertas, lo que necesita es jugadores que aporten alma al equipo, y un entrenador que venga para quedarse, con un proyecto deportivo serio, con un sistema de juego, y no un entrenador que claramente viene de pasada, a estar uno o dos años, y salir corriendo a otro lado. Responder -----------

1 5690 ! Editar teargarden


No es una cuestión de número de jugadores de la casa / foráneos, sino de que el grueso del equipo debe ser jugadores con un 100% implicación con el equipo, algo que solo se consigue con jugadores nacidos por y para el equipo, y luego, te traes de fuera jugadores que no puedes encontrar en tu país. Lógicamente un Ronaldo no lo tienes en valdebebas ni en la Masía, pues lo fichas, pero lo que no es lógico es traerte jugadores de fuera de forma sistemática pagándolos caros y mal vendiendo tus jugadores a tus rivales y viéndolos triunfar. Esto es lo que lleva haciendo el Madrid desde la primera etapa de Florentino en el Madrid, lo de "zidanes y pavones" era una gran mentira, porque ni venían zidanes ni los pavones eran jugadores válidos, y así pasó lo que tenía que pasar, que el equipo se hundió. La herencia de Florentino al Madrid es una plantilla llena de jugadores con nóminas altísimas, y una mínima implicación institucional, un gran deterioro de la imagen del club, y una cantera totalmente desahuciada, porque la excusa no es que en Valdebebas no haya un Pedro, un Busquets, un Thiago o un Bojan, y por eso no la utilizan, es que precisamente el problema es que no están, es decir, la excusa es el problema. ¿Por qué de Valdebebas no salen jugadores válidos para el primer equipo?, pues porque: 1) falta un proyecto deportivo que otorgue un valor a esos jugadores 2) La imagen del Madrid como aspiración de muchos jugadores noveles está cada vez más dañada, son ya muchos años de desprecio a la cantera y eso pasa factura. Imagina que tú tienes a un hijo con 15 años que es una promesa en el fútbol, ¿lo llevas al Madrid?, ¿o lo llevas al Sevilla, al Villarreal, al Barcelona,....? 3) Hay que tener paciencia y arriesgar con esos jugadores. A Pedro hace poco más de un año era un completo desconocido, ni siquiera tenía el renombre de los Nolito, Soriano, Dos Santos.... del Barça B actual, pues estaba en tercera división, y sin embargo, Pep apostó por él, lo mismo que con Busquets, les dio confianza, les dio minutos, y ahora son jugadores de primer nivel mundial. Lo que ha hecho el Madrid, con Mourinho al frente con la cantera es sonrojante, no ha sacado ni un solo jugador, porque lo único que ha hecho es sacar a algún que otro chaval unos minutos de la basura en un partido y fuera. El Madrid esta sin delanteros, Mourinho llorando porque no tenía un 9 y no tuvo en ningún momento la más mínima intención de probar a Morata; lo mismo con Sarabia, y otros que ya ni me acuerdo. --------

0 Comments:

Publica un comentari a l'entrada

Links to this post:

Crear un enllaç

<< Home