Penya Barcelonista de Lisboa

diumenge, d’abril 03, 2011

El Barça da un paso de gigante en Villarreal para revalidar la Liga


El Barça da un paso de gigante en Villarreal para revalidar la Liga

■ Un gran Víctor Valdés salvó a su equipo con grandes paradas al principio. ■ El Barça tomó el control del partido y Piqué marcó a la salida de un córner. ■ La diferencia entre los azulgrana y el Real Madrid es ya de ocho puntos. El Barcelona no desaprovechó el pinchazo del Real Madrid y obtuvo una meritoria victoria en su visita al Villarreal, uno de los campos más complicados que le quedaba por visitar en esta recta final del campeonato, que le permite distanciar en ocho puntos al conjunto madridista. El Villarreal pagó muy caro no aprovechar hasta tres clarísimas ocasiones de gol, que siempre encontraron la respuesta de un Valdés soberbio, y el Barcelona, que no perdonó, ya vislumbra su tercer título liguero consecutivo Sin Xavi ni Messi en el campo el Barcelona no perdió su personalidad en el campo pero sí su claridad ofensiva. El conjunto catalán se hizo con el balón desde el primer minuto, con el joven Thiago como director de orquesta, ante un Villarreal que optó por el contragolpe como principal argumento ofensivo. El Barcelona llevaba el peso del partido pero fue el equipo castellonense el que más cerca tuvo el gol gracias a la conexión Cazorla-Rossi. Por dos ocasiones el internacional español se sacó de la chistera dos magníficas asistencias que el italiano no aprovechó porque en frente se encontró a un Valdés mayúsculo. Primero en un mano a mano y posteriormente despejando un disparo de Rossi, el meta barcelonista impidió que el Villarreal tomara el mando en el marcador. Tras estos dos sustos en el primer cuarto de hora, el conjunto de Pep Guardiola elevó su presión en la salida local y no pasó por tantos apuros en defensa. Pero en ataque, el Barça echó en falta la clarividencia de Xavi en el último pase y la verticalidad de Messi, ya que Villa, que actuó en la posición del argentino se encontró muy desasistido en todo momento por lo que Diego López no pasó por grandes apuros en el primer acto del encuentro. Ante esta tesitura, Guardiola decidió dar salida a Messi en los primeros compases de la reanudación y retrasar a Iniesta para ayudar en labores creativas. El técnico acertó de pleno. La zaga local comenzó a pasar por apuros ante la movilidad del Barcelona en los metros finales. Sin embargo el gol llegó a balón parado tras un saque de esquina que aprovechó Piqué, tras un control en el los locales pidieron mano, para marcar a bocajarro. A partir de ahí, el partido siguió el guión que tantas veces ha escrito el Barcelona, dormir el partido con posesiones interminables y agotando a un rival impotente. La entrada al campo de Nilmar y Cani no dio el dinamismo ofensivo que buscó Juan Carlos Garrido porque su equipo casi nunca tuvo el balón. Por contra, Messi pudo poner la puntilla con un libre directo que obligó a volar a Diego López para evitar el 0-2. El Villarreal buscó a la desesperada en los instantes finales empatar y tuvo la ocasión en la bota de Cazorla, que agarró una volea en el área que de nuevo encontró la respuesta de Valdés cuando El Madrigal cantaba el gol.

0 Comments:

Publica un comentari a l'entrada

Links to this post:

Crear un enllaç

<< Home