Penya Barcelonista de Lisboa

dimecres, d’abril 06, 2011

Exhibición y a 'semis'



El Barça le endolsa una 'manita' al Shakhtar... y pone un pie en semifinales

El Barça metió pie y medio en las semifinales de la Liga de Campeones después de golear al Shakhtar por 5-1 en un partido loco.

Iniesta fue el líder de un equipo que venció con un gol suyo y otros cuatro de Alves, Piqué, Keita y Xavi Menudos cuartos de final. El día siguiente de que el Madrid le endosara cuatro al Tottenham (4-0) llegó la 'manita' barcelonista. La advertencia pública de Pep Guardiola a sus jugadores, el aviso de que “el Shakhtar es un señor equipo” ¿que lo es- y de que se veía “más fuera que dentro” de la competición tenía su fundamento, ¡menuda guerra dieron los ucranianos!. A pesar del 5-1 final , el Barça sufrió e hizo sufrir más que una película de Hitchcok en la primera mitad, aunque por fortuna luego hubo final feliz. Los deberes están bien hechos y las `semis¿ parecen más cerca. Suerte que estaba Andrés Iniesta. A `don Andrés¿ le dio por celebrar su reciente paternidad con un partido para quitarse el sombrero. Marcó el primer gol a los dos minutos de juego y sirvió el segundo a Daniel Alves en el 33¿. El 1-0 dejó al Shakhtar helado. El manchego recibió un pase en profundidad de Messi, se quedó solo ante el meta Pyatov y le superó colando el esférico donde apenas había espacio: raso por el palo corto. El tanto dio tranquilidad al Barça. Demasiada. Porque el Shakhtar se repuso del golpe y si no empató, o incluso remontó, fue de puro milagro. No fue la noche de uno de sus seis brasileños, Luiz Adriano. El delantero llevó de cabeza con su velocidad a toda la defensa y se convirtió en la pesadilla del tándem de centrales, compuesto Piqué y Busquets, fallando dos goles cantados en el 9¿ y el 12¿. En el 13, William le emuló fallando una vaselina desde la media. Suerte que estaba Valdés, y que la zaga supo enmendar sus errores. De estas tres acciones casi consecutivas, dos llegaron fruto de sendas pérdidas de balón de Daniel Alves. Las bajas de Abidal y Puyol se hicieron notar ante un rival que, cada vez que salía al contragolpe, era un tormento. El Barça andaba desbordado, al borde del colapso. El duelo estaba completamente loco. Hasta que Leo Messi dio un puñetazo en la mesa y dijo, “¡aquí estoy yo!”, evitando el `knock-out¿. El argentino rescató a los de Guardiola con dos jugadones de los suyos, que a punto estuvieron de terminar en gol: en el 17¿, con un chut de falta que salió rozando la escuadra; y en el 18¿, probando una vaselina imposible ante Pyatov, que interceptó su parábola. Luego Alves, con un centrochut envenenado en el 25¿, y Villa, con un disparo desde la frontal que rozó el poste, acabaron de reanimar al Camp Nou. Messi supo zafarse del férreo marcaje de sus rivales ¿llegó a tener hasta cuatro hombres vigilándole-, y eso permitió a sus compañeros disponer de más espacios para crear peligro. En defensa era otro cantar. El sufrimiento era contínuo. En el 29¿, el velocísimo Luiz Adriano estuvo a punto de dar un buen susto. Menos mal que Daniel Alves supo enmendar sus errores atrás y redimirse con una actuación ofensiva a la altura del mejor Pedro, que reapareció tras el descanso después de tres semanas de baja. El brasileño marcó el 2-0 en el 33¿, rompiendo el fuera de juego y batiendo Pyatov, solo, tras recibir un centro desde la media de `don Andrés¿. Los de Guardiola respiraron tranquilos al poco de iniciarse la segunda mitad. El 3-0, en el 53¿, llegó fruto de una acción de estrategia, de tiralíneas, de esas que con tanto empeño ensaya el técnico de Santpedor. Xavi sacó un córner raso hacia el punto de penalty, lo que nadie esperaba, y Piqué, más solo que la una, lo remató a la red. El Shakhtar no había dicho su última palabra. Rakitskiy volvió a poner el suspense en el Camp Nou marcando el 3-1 con un remate inverosímil de rodilla, tras un saque de falta lateral (59¿). Pero el miedo duró poco, porque un minuto después, en el 60¿, Keita puso el 4-1 con un obús dentro del área que entró por la escuadra, tras una magnífica acción de Leo Messi. Seguro que el bueno de Luiz Adriano no olvidará jamás este partido, ya que en el 81¿ falló su enésima ocasión enviando un remate al poste. Y en el 87¿, Xavi puso la guinda al pastel. Alves asistió desde la derecha con un zig-zag `a lo Pedro¿ y el de Terrassa, solo, fusiló en el área pequeña. 5-1¿ y las semifinales ya están un poco más cerca.

0 Comments:

Publica un comentari a l'entrada

Links to this post:

Crear un enllaç

<< Home