Penya Barcelonista de Lisboa

dijous, d’agost 26, 2010

El Barça se lleva el Gamper a los penaltis en una jornada emotiva


El Barça se lleva el Gamper a los penaltis en una jornada emotiva


El portero José Manuel Pinto volvió a ser el protagonista del Barcelona al detener tres penaltis en la tanda desde los once metros, después de que el partido entre el Barça y el Milan llegase con empate (1-1) en el marcador tras los 90 minutos de juego.

El encuentro sirvió como homenaje a Ronaldinho, pero el fútbol que se desplegó por parte de los dos equipos durante los 90 minutos no estuvo a la altura del que en su día acompañó al jugador brasileño cuando vistió la camiseta azulgrana. Floja primera parte entre ambos equipos, que mandaron al césped unos onces rellenos de jugadores de complemento lo que desembocó en un partido escasamente tenso y falto de emoción.

El Barça, con Iniesta y un sorprendente Maxwell en el centro del campo, ambos arropados por el joven Jonathan, intentaron no perder el sello ni la integridad de lo que es el fútbol del Barcelona, pero ante un rival que amontonó a jugadores en la medular fue difícil que el juego barcelonista encontrase buenas soluciones.

El ritmo lento del juego milanista se transformó en un par de ocasiones en veloces contragolpes sin éxito en la resolución ante la meta de Pinto. Al Barcelona le costó mucho construir juego y acercarse con relativo peligro delante, donde Ibrahimovic regresó a la titularidad y aunque realizó algunas acciones de mérito sigue siendo un ariete escasamente conectado con el fútbol que despliega el conjunto azulgrana.

A pesar de ello, Ibrahimovic intervino en una de las acciones más interesantes del partido cuando en un remate acrobático logró un gol, pero el juez de línea marcó fuera de juego. Antes, Villa tuvo una buena ocasión para marcar en un disparo en que puso mal la pierna, igual que el sueco, que lanzó cruzado.

En el minuto 37, el Milan lanzó el primer balón contra la meta de Pinto, merced al veterano Ambrosini, que desde la frontal no supo aprovecharse de un error de Milito. Al siguiente minutos, Jeffrén de volea no conectó con acierto un balón proveniente de la banda, tras una buena cabalgada de Maxwell, en funciones de extremo izquierda.

El partido se fue al descanso y apareció en la segunda parte con otro tono, en parte por los numerosos cambios. El Barça metió en el campo al joven Thiago, Alves y a Bojan, suficiente para dar otro punto de velocidad al balón y ejercer mayor control en el partido.

En la primera acción de este período, una arranque de Adriano por la izquierda con recorte al lateral y centro medido acabó con la anticipación de Villa al meta Roma, quien entró por Amelia, y a quien batió al primer toque, estrenándose como goleador (1-0).

El Barcelona se volvió a hacer con el control del balón pero los numeros cambios que se producían en ambos equipos acababa desfigurando el partido por los desajustes que se producían. El Milan encontró en el movimiento del banquillo la entrada de jugadores no sólo más frescos sino que se conectaron más a un partido en el que parecía que había venido de paseo.

En un pase sensacional del Seedorf, el italiano Inzaghi marcó un sensacional gol al que nada pudo hacer Pinto (1-1), ya que la pelota entró por la escuadra. Antes y poco después, el Barcelona había podido incrementar su ventaja con claras acciones de gol de Thiago (2) y una a de Pedro sólo ante Roma que le lanzó el balón al cuerpo del guardameta. Messi, a falta de cuatro minutos, tuvo el gol de la victoria en un remate de cabeza al que respondió con acierto Roma.

La parada de Roma, no obstante, llegó en el tiempo de añadido, cuando saló un balón imposible tras el lanzamiento de una falta directa que ejecutó Messi, acción tras la cual se dio paso a los penaltis para decidir el campeón del trofeo. Fue entonces el momento del otro portero, el del Barça, quien acabó neutralizando tres de los cuatro lanzamientos que tuvo el Milan desde los once metros.

4 Comments:

Publica un comentari a l'entrada

Links to this post:

Crear un enllaç

<< Home