Penya Barcelonista de Lisboa

dimarts, de juny 15, 2010

EL NUEVO PRESIDENTE YA CONOCE DE PRIMERA MANO LA PLANIFICACIÓN DEPORTIVA DEL TÉCNICO


EL NUEVO PRESIDENTE YA CONOCE DE PRIMERA MANO LA PLANIFICACIÓN DEPORTIVA DEL TÉCNICO
Rosell y Guardiola ya trabajan

Ambos analizaron la situación de la plantilla y acordaron negociar cuanto antes el contrato del entrenador

No era día para resacas. Todo el mundo esperaba que Sandro Rosell cumpliera sus primeros compromisos y fuera fiel a algunas de las promesas anunciadas durante la campaña. Y así fue. A primera hora de la mañana, el flamante presidente azulgrana descolgó el teléfono para mantener una breve charla con las dos grandes figuras institucionales del club: Joan Laporta y Pep Guardiola.

Rosell ya se ha puesto manos a la obra y tiene prisa por estar al corriente de todos los detalles de la planificación deportiva de futuro. Nada de pérdidas de tiempo innecesarias a estas alturas de temporada. La charla telefónica con Pep fue corta y se centró fundamentalmente en cuadrar las agendas para encontrar un par de horas libres y reunirse cuanto antes. Dicho y hecho. Durante la tarde noche de ayer se produjo el primer gran encuentro. Era el momento oportuno para despejar cualquier duda, aclarar conceptos y consensuar las líneas de trabajo más urgentes.

Para empezar, Guardiola puso su cargo a disposición del futuro presidente. Un trámite formal que Sandro agradeció pero que rápidamente pasó al olvido. Rosell quiere abrir las negociaciones cuanto antes para renovar al técnico y, de entrada, ya le ha manifestado que desearía que el compromiso fuera más allá de una simple temporada. Durante la campaña electoral ha manifestado su deseo de vincular el mandato de seis años a la permanencia de Guardiola al frente del equipo.
El entorno del presidente y técnico aseguran que el encuentro fue muy fructífero y estuvo presidido por el buen ambiente. Hubo tiempo para felicitaciones y pequeñas anécdotas, pero el núcleo de la reunión estuvo marcado por los nombres propios y los problemas a resolver. Por ejemplo, se abordó el tema de las altas que están por llegar, las bajas que serían bienvenidas y algunas renovaciones pendientes en cuanto a la primera plantilla.

Rosell quiso escuchar por boca de Pep la planificación diseñada conjuntamente con Txiki Begiristain. El nuevo presidente adquirió el compromiso de respetar en la medida de lo posible los deseos del técnico, así como también se mostró partidario de consolidar el equipo de trabajo que ha rodeado al entrenador durante estas últimas campañas. Guardiola seguirá teniendo plenos poderes sobre el vestuario profesional. No habrá intervencionismos ni injerencias de ningún tipo, pese a todos los rumores que se han vertido durante las últimas semanas. Rosell quiere estar informado de todo, pero respetando las pautas de trabajo del entrenador.

El nuevo presidente declaró en el programa Agora de TV3 que “nos hemos reunido esta tarde. Todo ha sido muy cordial, hemos hablado de muchas cosas y nos hemos citado para otras ocasiones”.

Pep empezará sus vacaciones a partir de mañana. Como es lógico estará permanentemente al corriente del desarrollo de todas las negociaciones y Txiki seguirá siendo su principal interlocutor en cuestiones deportivas hasta final de mes. En cualquier caso, con independencia de las gestiones que ya se llevan a cabo, habrá contacto fluido con Rosell para calibrar las posibles novedades que en estos quince días se puedan producir. Ambas partes incidieron en la necesidad de mantener charlas periódicas para intentar que el periodo de transición no conlleve ninguna dificultad.

0 Comments:

Publica un comentari a l'entrada

Links to this post:

Crear un enllaç

<< Home