Penya Barcelonista de Lisboa

dimecres, de maig 11, 2011

El Triunfo del fútbol de verdad







El Triunfo del fútbol de verdad





Campeones por tercer año consecutivoEl Barça sumó ante el Levante el punto que necesitaba para ganar su tercera Liga consecutiva, una competición en la que ha sido el mejor sin discusión pese a que algunos hayan intentado hacer tambalear su supremacía con el único argumento del desprestigio

Un título que premia el fútbol en mayúsculas, practicado por una generación de jugadores que sigue agrandando su leyenda con un hambre voraz. Una plantilla basada en la cantera que apuesta por un fútbol de ataque contra cualquier rival y en cualquier campo.

Pase lo que pase en la final de la Champions, los de Guardiola han vuelto a hacer una temporada para enmarcar, que comenzó, no nos olvidemos, con la consecución de la Supercopa ante el Sevilla con remontada incluida. Tampoco podemos olvidar que el grueso de este equipo viene de proclamarse campeones del mundo con la selección española en el pasado Mundial. Una vez más, el Barça ha vuelto a ganar la Liga y jugará una final de la Champions tras triunfar con el combiando nacional, como ya ocurrió en 2008 cuando se ganó la Eurocopa.

La resaca mundialista pudo pasar factura a los de Guardiola en las primeras jornadas, en las que un inicio titubeante (derrota ante el Hércules y empate contra el Mallorca en el Camp Nou) provocó las dudas de muchos que ya se frotaban las manos y hablaban de fin de ciclo.

NO HAN TENIDO RIVAL

Pero poco a poco, el equipo fue volviendo a su nivel habitual, Leo Messi cogió carrerilla y el equipo empezó a marcar diferencias, sobre todo a partir del imborrable 5-0 ante el Real Madrid en el Camp Nou. Tras ese partido el Barça se colocaría líder, una posición que ya no perdería en el resto de la temporada.

Un año más, el Barça ha sido el mejor en una competición en la que el Madrid no ha podido seguir el ritmo ni si quiera fichando a Jose Mourinho que, en teoría, debía ser el revulsivo. La estrategia no le ha funcionado a Florentino, que cuando se percató de que no tenía las armas necesarias para competir con su rival, urdió, con la colaboración del propio Mourinho y parte de la prensa madrileña, una desafortunada conspiración contra el Barça inventandose ayudas arbitrales, calendarios amañados y hasta algo tan lamentable como acusaciones de dopaje.

Excusas y más excusas que una vez más se han ido al limbo y que no podrán empañar la inmaculada trayectoria de un equipo que sigue haciendo historia. El Barça es el campeón de Liga por méritos propios. Disfrutemos estos momentos y ya tendremos tiempo para pensar en el 28-M. ¡Enhorabuena campeones!

0 Comments:

Publica un comentari a l'entrada

Links to this post:

Crear un enllaç

<< Home