Penya Barcelonista de Lisboa

dimecres, d’octubre 20, 2010

2-0: El Barça consigue una valiosa victoria ante el Copenhage gracias a Messi


2-0: El Barça consigue una valiosa victoria ante el Copenhage gracias a Messi

El Barça sabía desde el principio cuál debía ser su cometido y saltó al campo con las ideas muy claras: debía ganar con contundencia al Copenhague si quería ponerse líder del grupo y reivindicarse como equipo. Cuatro minutos bastaron para que Villa lo intentara, aunque sin suerte de cara el gol. El asturiano se liaba con el balón dentro del área del equipo danés y chutaba como podía al larguero. Era el primer aviso de un Barça que no se contentaría fácilmente.

Muchas ocasiones, poca efectividad

Como se viene repitiendo en algunos partidos, el rival de los azulgranas eligió una táctica demasiado vista, no siendo otra que esperar a hacerse con el balón e intentar sorprender con un contragolpe. De mientras, eso si, colocarse en su área de manera que ninguno de los jugadores culés pudiera pasar más allá. Pero aún así, el Barça se las ingenió, una y otra vez, para internarse cada dos por tres, con mejor o peor suerte, pero haciéndose presente. A los diez minutos de juego se le anulaba a Messi un gol por fuera de juego, el primero de unos cuantos, después de que Maxwell tuviera en sus pies el primer tanto de la noche, pero Wiland, atento, lo bloqueaba con ambas piernas. El brasileño, que jugaba más adelantado, se mostró muy participativo durante la primera parte intentando marcar, aunque sin la eficacia propia de un delantero.

Golazo de Messi

Y tanto vale insistir que al final, si la suerte sonríe, hay premio. Y el premio vino de los pies de Messi que, un golazo desde la frontal del área, aprovechó el pase de Iniesta para colocar el balón en la escuadra de la portería danesa. Wiland se convertía en un espectador de excepción sin nada que hacer. A partir de ahí, el guión siguió las mismas visicitudes. El Barça seguía su ataque al área del Copenhague, mientras que éstos lo bloqueaban una y otra vez. A la media hora de juego, Villa veía cómo se le anulaba el gol que marcaba por fuera de juego de Messi. El "Guaje", aunque lo intentaba, parecía que no era su día de cara al gol. Siete minutos después el argentino volvía a ser objeto del fuera de juego.

El Copenhague despierta

En la segunda parte, el Copenhague salió a presionar más arriba, algo que podían aprovechar los azulgranas para hacerse con los espacios. Aún así, Pinto, que debutaba esta temporada por la baja de Valdés, tendría más trabajo que en la primera parte. Y se demostró con la llegada de Santin que no se entendió con Pospech al filo del comienzo de la segunda parte, así como el disparo de N"Doye que casi sorprende al portero gaditano. En el minuto 64, Messi aprovechaba un contragolpe y corría rodeado de daneses hasta el área contraria, pero la falta de espacios impedía que intentara algo. Pero el susto sesgó la respiración del Camp Nou cuando, N"Doye superaba a Puyol y enviaba el esférico al larguero. El rechace no lo aprovechaba Santin. Suspiros de alivio en el Estadi.

Los daneses meten el miedo al Camp Nou

El Barça, aún las numerosas ocasiones, no sentenciaba. En el minuto 71, Villa remataba al pecho de Wiland una gran ocasión de subir el segundo tanto de la noche. El equipo de Guardiola padecía, de nuevo, una especie de ensoñación que ya se vio hace unas semanas ante el Mallorca. Esta falta de atención podía pasarles una factura demasiado cara. Por su parte, el Copenhague realizaba un buen encuentro y se aferraba a los fueras de juego como arma preventiva. Sorpresivamente tenía el balón más que el Barça, pero no sabía qué hacer con él.

Sentencia al filo del final

Al filo del final del partido, Kvist intentaba dar la campanada chutando desde fuera del área al ver a Pinto adelantado, pero el portero azulgrana, muy atento, enviaba el balón a córner. Aún así, el Barça seguía con la idea de ampliar el marcador y Alves, aprovechando un contragolpe, chutaba al palo derecho de la portería de Wiland cuando ya lo tenía batido. Cinco minutos después, Messi empujaba el balón ten la portería tras un pase irregular de Abidal. El Barça sentenciaba el partido a los pocos segundos del final del partido y conseguía los tres puntos necesarios para ponerse líder del Grupo D.

0 Comments:

Publica un comentari a l'entrada

Links to this post:

Crear un enllaç

<< Home