Penya Barcelonista de Lisboa

diumenge, de setembre 19, 2010

"Cuanto más juego, mejor me siento"


"Cuanto más juego, mejor me siento"
Messi agradece al Barcelona las condiciones que le han ayudado a convertirse en el número uno y no piensa más que en mejorar su fútbol sublime y seguir conquistando títulos


El viernes se cumplieron diez años de la llegada a Barcelona de un muchacho de Rosario de 13 años, tímido y enclenque, que soñaba con jugar en Primera División, pero nunca llegó a imaginarse como el mejor del mundo. Hoy, Lionel Messi agradece al Barcelona las condiciones que le han ayudado a convertirse en el número uno y no piensa más que en mejorar su fútbol sublime y seguir conquistando títulos. En la primera entrevista de la temporada en un diario de información general, el astro argentino explica a La Vanguardia que sigue siendo el de siempre, un tipo sencillo y familiar pese a su condición de icono mediático global. Mientras espera a que caiga su segundo Balón de Oro, Messi ve a un Barça más fuerte y un buen momento para vencer en el Calderón después de tres años.

¿Con qué recuerdos se queda de esta década?
Con muchas cosas. Son diez años, mucho tiempo, pero al mismo tiempo pasaron muy rápido y pasé cosas muy lindas.

¿Cómo se encontró el día que llegó, con 13 años?
Llegué con la familia y los primeros años fueron complicados.Empezaba una nueva vida para mí, cambió prácticamente todo, alejarme de mi país, de mi gente… Al principio fue complicado.

¿Vino con algún sueño?
El mismo que tenía en Argentina, poder triunfar como futbolista, llegar a ser profesional y tratar de hacerlo en Barcelona. Fue por lo que peleé en todo momento.

¿Imaginó que iba a convertirse en el mejor en diez años?
No, la verdad es que nunca imaginé nada y menos todo lo que he vivido y lo que he pasado. Sí que soñaba con que podía llegar y jugar en Primera División, pero no en pasar todo lo que he pasado y llegar tan alto.

¿Cambiaría algo de estos diez años?
No. Las cosas fueron como fueron. Viví cosas muy lindas, otras no tanto, pero me quedo con lo bueno, con todo lo que aprendí, con todo lo que crecí en estos diez años.

Tras casi media vida en el club, ¿qué significa el Barça para usted?
Muchísimo. Siempre lo dije, estoy agradecido al Barcelona por cómo me trató desde el primer momento que llegué, a mí y a mi familia. Aquí siempre estará mi casa, ya llevo casi tanto tiempo aquí como en Argentina. Le debo mucho al club por cómo me trató cuando tenía trece años.

Si dentro de unos años tuviera que explicar a sus hijos que jugó en este Barcelona, ¿qué les diría?
Creo que hoy en día quisieran estar todos en este equipo por la clase de jugadores que tiene, el juego que hace… Todo el mundo quisiera estar en este Barcelona, nosotros también. Yo tuve la suerte de estar siempre con grandes equipos, estuve en la época de Ronaldinho, Deco, Rijkaard, que fue muy buena también. Y ahora este equipo. La verdad es que estoy agradecido porque siempre he estado en muy grandes equipos.

¿Merece otro Balón de Oro?
Si se da, se da, y si no, no pasa nada. Se trata de seguir de la misma manera para seguir consiguiendo con el grupo, que es lo más importante. Si después llega lo individual, mejor; obviamente me gustaría poder conseguirlo otra vez, pero bueno, si no, no pasa nada.

¿Usted a quién se lo daría?
A cualquiera de mis compañeros. Cualquiera podría ser el Balón de Oro, creo que cada uno en su posición es el mejor.

¿Le molestan las comparaciones con Cristiano Ronaldo?
No. Siempre hay que buscar comparaciones. Yo digo que cada jugador tiene su estilo, todos somos diferentes. Yo intento hacer mi trabajo y no, no me molesta porque tampoco le doy importancia a esa comparación.

¿Pero no le ve un poco ansioso? ¿Ha visto algún partido del Madrid?
La verdad es que el otro día (el martes, en el Bernabeu frente al Ajax) no lo vi porque no estaba en Londres, pero un jugador de su categoría, con la experiencia que tiene, no creo que esté ansioso por jugar bien.

Cuando Guardiola dice que Messi es el mejor del mundo con diferencia, ¿cómo se le queda el cuerpo?
Estoy acostumbrado a que el míster nos regale elogios a mí y a mis compañeros. Lo que dijo me hace muy feliz porque está fuera de lo normal.

¿Cómo lleva la fama?
Como siempre dije, me siento más cómodo en el campo. Estoy tranquilo a la hora de estar fuera de la cancha, intentando hacer una vida normal, atendiendo mis obligaciones, pero después soy uno más y me gusta más hablar dentro de la cancha.

Esta temporada ha estado en todos los partidos. ¿Se siente fuerte?
Me siento bien. Gracias a Dios físicamente estoy bien, creo que cuanto más juego, mejor me siento para mi estado físico, para mantener mi ritmo. Ojalá pueda seguir de esta manera.

¿Usted habla mucho con Guardiola?
No es de hablar mucho, pero al mismo tiempo es de hablar. Lo más importante es que continuamente procura que nos encontremos bien.

¿Siente esta protección?
Yo nunca tuve ningún problema con ningún técnico y ahora con este tampoco. En todo momento hemos tenido una buena relación y va a seguir así.

Ahora toca el Calderón, un campo en el que el Barça normalmente sufre. ¿Por qué?
Es una cancha complicada porque el Atlético tiene muy buenos jugadores. Llevamos tres años perdiendo allí y ahora tenemos una buena oportunidad por como llegamos, porque perdimos contra el Hércules aquí. Creo que es una linda oportunidad para revertir eso.

¿Qué es lo que hay que hacer distinto para ganar allí?
Distinto no. Hay que hacer lo mismo que hicimos el martes en la Champions, intentar ir a buscar el partido como lo hacemos en todos lados, tener la pelota, presionar rápido cuando no la tenemos… Es lo que venimos haciendo siempre.

El Barça, con Mascherano, Villa y Adriano, ¿es mejor?
Creo que cada año el equipo se hace más fuerte. Cuantos más jugadores vienen, y vienen con ganas de poder hacer cosas en el club, de poder ganar títulos, mejor para el equipo.

Ahora son tres argentinos. ¿Se siente más arropado?
Me siento bien, no tengo problemas con ninguno de mis compañeros, tengo una buena relación con todos. En el vestuario hay muy buena gente.

¿Se adaptará Mascherano?
Sí, porque es un vestuario de buena gente en el que nos ayudamos unos a otros.

A Mascherano se le conoce como jugador, pero ¿qué tal es como persona?
Es tranquilo, humilde y un futbolista muy ganador. Es muy competitivo, le gusta ganar a todo y creo que llega a un club ideal para él porque quiere lograr cosas.

Cuando a Ronaldinho no le fue bien el Mundial del 2006, tuvo un bajón, pero usted ha llegado de Sudáfrica como siempre.
El fútbol te da la revancha muy rápido. Tenemos partidos todos los fines de semana, entre semana, y si te pones a pensar lo que pasó es peor. Es mejor jugar.

¿Qué opina de Mourinho como entrenador?
Ha demostrado que es muy bueno. Lo ha ganado prácticamente todo en todos los equipos que ha estado. Es un entrenador ganador.

Nunca ha marcado a un equipo de Mourinho. ¿Eso supone una motivación extra?
No necesito motivación y mucho menos a Mourinho para que me motive. Contra el Real Madrid ya es un partido que da suficiente motivación y si marcas un gol es un gol al Madrid, no a Mourinho.

¿En qué faceta del juego le gustaría mejorar?
Creo que siempre hay que seguir mejorando en todo, me gustaría seguir creciendo. En lo que sé, seguir mejorando y en lo que no, intentar aprender.

¿Qué le pide a este curso?
Lo mismo que al anterior y al otro, poder participar en todos los partidos y que el equipo siga manteniendo ese nivel, ese juego, y poder conseguir algún título.

Pero no será sencillo mantener este ritmo.
Depende de nosotros, de luchar, creo que son muchachos a los que no les falta motivación, que el equipo es ganador, que no le gusta perder. Lo vimos el otro día contra el Hércules, que no nos gusta perder. El equipo sigue con la misma mentalidad que el año que llegó el míster.

Cuando falló el penalti contra el Panathinaikos se enfadó.
Me molestó errar, de la manera que lo pateé, y no haber hecho gol. Por suerte el equipo jugó bien, ganamos, yo había hecho goles también, así que no pasó nada, pero sí que me molestó.

¿Estuvo incómodo con Ibra dentro o fuera del campo?
No. Tuve una relación muy buena con él desde que llegó. Creo que el vestuario siempre le trató muy bien y él con nosotros también estuvo bien. No tuvimos ningún problema.

¿Entiende su marcha?
No sé, ni quiero opinar. Creo que fue decisión de él, del técnico, de la directiva, no sé de quién pero no me interesa meterme ahí.

¿Qué significó su gol a España con Argentina?
Para nosotros era un partido importante porque parecía que todavía estaba a prueba el Chencho (Batista) como técnico y veníamos de hacer un Mundial no muy bueno.

Por fin su país le aclamó.
Sí. Creo que el juego que hizo la selección, el haber ganado contra el campeón del mundo, hizo que la gente estuviera contenta.

¿Le dio rabia en algún momento que necesitara reivindicarse en Argentina?
Me da bronca que sea en mi casa, en mi país, que no me traten igual o parecido que en otras partes, pero nunca me molestó. Intenté revertir esta situación con el fútbol. Sabía que no estaba haciendo lo mismo que en Barcelona e intenté cambiarlo.

0 Comments:

Publica un comentari a l'entrada

Links to this post:

Crear un enllaç

<< Home