Penya Barcelonista de Lisboa

dimarts, de maig 17, 2011

Leo estuvo ayer de rodaje en Sitges



Leo estuvo ayer de rodaje en Sitges
Messi, un actor de ChampionsLeo se puso en manos de Sam Washington, uno de los directores de spots más prestigiosos del mundo

Un lunes del mes de mayo en Sitges no difiere mucho de un lunes del mes de abril. El de ayer fue luminoso y la playa acogió a sus primeros visitantes. Las terrazas se poblaron lentamente de visitantes y los pocos que paseaban por sus calles eran turistas.

El resto no paseaban, recorrían el camino que les llevaba a su destino. Mientras el sol reposaba en las azoteas, la plaça de l¿Ajuntament hervía. Once responsables de seguridad privada recibían instrucciones de la policía local para cuando llegase el momento de cerrar el recinto. Varios camiones empezaron a descargar material de gravación y, al poco tiempo, aparecieron una treintena de figurantes. Poco después, los obreros del cine cerraron la única terraza de la plaza, una cafetería en la que se encerraron varios de sus clientes a los que les permitieron disfrutar del espectáculo desde dentro. Tuvieron que pasarse toda la mañana. Solo faltaba un detalle.

Un pequeño gran detalle: la presencia de Leo Messi. Todo aquel ajetreo en la población del Garraf respondía a un mismo objetivo, que todo estuviese preparado para cuando llegase el protagonista. El argentino apareció hacia la una y lo primero que hizo fue saludar al alcalde, Jordi Baijet, en el ayuntamiento. El delantero blaugrana llegó acompañado de su padre Jorge y su hermano Rodrigo y con los tres comieron un pequeño aperitivo mientras visitaban las instalaciones del consistorio.

En la calle, Sam Washington, un director de mucho prestigio en el mundo de la publicidad ¿ha trabajado para marcas como Adidas, Nintendo o Samsung¿ ultimaba los últimos planos para facilitar el trabajo a Messi. Lo hizo con varios figurantes y uno de ellos ejercía de doble de Leo. Cuando llegó el real, las órdenes fueron pocas y concretas. En las secuencias que grabó el futbolista blaugrana aparecía paseando por las calles de Sitges y se cruzaba con otros transeúntes que llevaban un balón. Todos ellos reconocen al argentino y le ceden el balón, aunque Leo lo evita para devolverlo a sus dueños. Uno de los balones, una réplica del que se usó en el Mundial de México en 1970. Los escenarios fueron los alrededores del ayuntamiento de Sitges, de los que Adidas se enamoró para filmar el nuevo anuncio de la marca con su mayor icono publicitario. Leo Messi mostró buenas maneras ante las cámaras, algo lógico teniendo en cuenta que lleva toda su vida como futbolistas teniendo que posar ante ellas. En el anuncio también aparece una moto antigua, aunque poco más se puede revelar sobre su contenido. La marca que viste al argentino prefiere mantenerlo en secreto. Habrá que esperar a disfrutarlo en televisión, aunque SPORT fue espectador de lujo del momento en el que se cocinó el último anuncio del mejor futbolista. Un lunes de mayo en Sitges.

0 Comments:

Publica un comentari a l'entrada

Links to this post:

Crear un enllaç

<< Home