Penya Barcelonista de Lisboa

dissabte, d’abril 09, 2011

Al Bernabéu con 8 puntos de ventaja



3-1: El Barça consigue una victoria costosa ante un Almería con una férrea defensa


El Barça encaró ante el Almería una de las primeras partes más costosas de lo que lleva de Liga. Muchos empezaban a llevarse las manos a la cabeza viendo cómo la defensa de los andaluces se volvía cada vez más férrea y las posibilidades de adelantarse en el marcador menguaban progresivamente. Habían pasado diez minutos desde el comienzo del partido y ninguno de los dos equipos había chutado a puerta. El Barça, totalmente atascado en ataque, intentaba varias jugadas mediante Messi, Alves, Iniesta o Bojan. En el minuto 26, el conjunto azulgrana tuvo su primera ocasión de peligro con una buena apertura del argentino para Iniesta, pero que enviaba fuera. Dos minutos después, Messi lo volvía a intentar con una buena jugada personal, yéndose de cinco, pero pasando el esférico por encima de la portería. Una defensa almeriense férrea El gol se les negaba, tanto por la mala puntería como por los méritos de la zaga almeriense que, junto a Diego Alves, atajaban cualquier intento culé. Un buen ejemplo es la intervención que tuvo el meta a los 34 minutos con un paradón primordial tras una nueva combinación entre Alves y Messi. Al filo de la media parte, el astro argentino tuvo el primer gol en sus botas al picar un balón desde el lateral derecho y que Diego Alves desvió a córner con los dedos. Ayza Gámez, con ganas de irse, decidió dar por concluida la primera parte con el consecuente enfado de la grada del Camp Nou. Dos goles que revolucionan el partido La segunda parte empezó con más intensidad, si cabe, que en la primera. El juego se intensificó, lo que se tradujo en la llegada de los goles por ambas partes. No habían pasado ni cinco minutos cuando Luna, aprovechando un contragolpe comandado por Piatti, batía a Pinto, recuperado a tiempo para el duelo. Un minuto después, el público azulgrana pasaba del pesimismo a la esperanza del empate al serle pitado un penalti a favor por un derribo de Diego Alves a Villa dentro del área. Messi era el encargado de transformar la pena máxima, zanjando de una vez por todas la sequía goleadora que arrastraba desde hace cuatro jornadas. Thiago da una leve ventaja a los azulgranas Por otra parte estaba David Villa. El ‘Guaje’, que padecía el mismo mal que el argentino, vivía una suerte desigual. Protagonizó varias ocasiones, una de ellas en el minuto 56 muy clara, pero que de nuevo el meta almeriense frustraba. Pero la fortuna parecía sonreír de nuevo a los culés y, tras un córner, Thiago cabeceaba al fondo de la red el que era el segundo tanto del Barça, el tanto de la sufrida victoria que estaban logrando. Messi sentencia el partido A partir de ahí hasta el final del partido, el conjunto azulgrana padeció por conservar el resultado. Y es que un solo acierto del Almería hubiera supuesto un tropiezo. Pero Messi solucionó esa situación a las acaballas del partido siendo más listo que Marcelo Silva al robarle un balón y sentenciando el partido. El Barça encarará la semana que viene el duelo liguero por excelencia con un cómodo cojín de ocho puntos de diferencia que puede resultar determinante.

0 Comments:

Publica un comentari a l'entrada

Links to this post:

Crear un enllaç

<< Home