Penya Barcelonista de Lisboa

dissabte, d’abril 23, 2011

Villa y Messi aparecen para acercar la Liga al Barça







Villa y Messi aparecen para acercar la Liga al Barça

Costó pero se consiguió. El Barça sumó tres puntos más en un partido poco brillante ante Osasuna, gracias al acierto de Villa y Messi. ¿Quién dijo que el partido de Sant Jordi iba a ser un camino de rosas?

El capítulo 33 de la Liga del Barça se presentaba con alguna que otra duda. Sobre todo, al ver la alineación de Guardiola. Eran dudas por ver cómo responderían los menos habituales en un partido de esos que se pueden convertir en trampas. Osasuna también llegaba con bajas al Camp Nou, dispuesto a dar la cara.

Las sensaciones iniciales eran buenas, con un Camp Nou más animado que en otras ocasiones. Mucho espectador nuevo en la grada y en el palco, con Piqué y Shakira en el centro de muchas miradas. También había espectadores poco habituales en en un banquillo de lujo con Xavi, Iniesta o Messi comprobando la comodidad de las butacas. No era día para que Villa ocupara una de ellas, ni mucho menos. Porque uno de los retos era que el 'Guaje' volviera a ser el 'Guaje'. Más que nunca, pensando en lo que viene.

El asturiano apareció pronto. Sólo habían pasado 2 minutos cuando se acomodó el primer balón y lo envió fuera. Poco después, otro de los que debía aparecer, Ibi Afellay, estuvo a punto de aprovechar un robo, pero tampoco tuvo fortuna.

Mientras tanto, los de Mendilibar ni apretaban ni ahogaban, aunque había cierto run run cuando Damià estuvo a punto de convertir en oro un centro de barro que obligó a trabajar por primera vez a Valdés. Mucho mejor fue el centro del bullicioso Jeffrén al área rojilla para que Villa rompiera la red y su mal fario. Un gol de resurrección futbolística para él y de tranquilidad para el respetable.

Un gol que resolvía dudas y que confirmaba algo que debe anotar Guardiola: David Villa, haciendo de '9', es una garantía. No se lo dijo cantando como si fuera Manel en concierto. Se lo dijo marcando. un mensaje más contundente.

Sin embargo, la recta final de la primera parte fue totalmente diferente. Osasuna apretó y ahogó, cuestionando a una defensa a la que la única defensa que le quedaba era el gran Víctor Valdés. Primero, desbarató un remate a bocajarro de Damià. Después, estuvo atento en un cabezazo bombeado de Nekounam para ceder córner. La campana, en forma de silbato de Delgado Ferreiro, fue balsámica.

APRIETOS HASTA EL FINAL

Al Barça no le tenía que valer el 1-0, tal y como se estaba desarrollando el partido. Quizá por aquel final trepidante del primer tiempo, Guardiola apostó por sacar a algunos de sus cracks ausentes de salida. Lo primero que hizo fue sentar a Jeffrén en favor de Iniesta. No cambiaba el dibujo ni llegaban las ocasiones de matar.

Probó suerte el osasunista Cejudo en un escoradísimo saque de falta. Valdés no se dejó mojar la oreja. Ese conato de ocasión fue lo más destacado en un inicio de segunda parte tedioso y peligroso. El Barça no llegaba de ninguna manera. El técnico buscó un segundo revulsivo, llamando a Villa para que dejara su puesto a Messi. Todo seguía igual.

Para más inri, Gaby Milito se lesionaba. Guardiola decidió agotar su cupo de cracks. Al campo, Xavi Hernández. Mascherano tenía una nueva pareja de baile: el otro mediocentro habitual, Sergio Busquets. Por delante quedaban 24 minutos y mucho riesgo.

Un disparo de Iniesta a las nubes, cerca del minuto 30 de la segunda parte, fue la primera ocasión barcelonista. Escaso bagaje para fomentar la esperanza rojilla de dar la campanada. Nekounam lo intentó desde lejos antes de que Mendilibar se la jugara. Retiró a Nelson y Damià para apostar por Timor y Pandiani.

El Barça se enredaba en el juego de Osasuna viendo cómo costaba de pasar el tiempo. A todo esto, Maxwell andaba renqueante, con los cambios agotados. Nueva reestructuración del equipo, retrasando a Keita para achicar en caso de arreón osasunista.

Agonía y calvario que acabó en alegría. Porque cuando el partido expiraba, apareció Messi. Don Leo combinó con Alves para cerrar las dudas. Más de uno y más de dos respiraron. El Barça cerró un Sant Jordi que pudo complicarse manteniendo la renta de ocho puntos respecto a su enemigo de abril, un Madrid que goleó y que espera a los de Guardiola en el Bernabéu. Tres puntos más, un partido menos.
Ficha técnica
FC Barcelona: Víctor Valdés; Dani Alves, Mascherano, Milito (Xavi, min. 66), Maxwell; Sergio Busquets, Thiago, Keita; Jeffrén (Iniesta, min. 46), Villa (Messi, min. 58) y Afellay.
Osasuna: Ricardo; Nelson (Timor, 79'), Lolo, Miguel Flaño, Monreal; Damià (Pandiani, min. 79), Nekounam, Vadocz, Cejudo (Calleja, min. 87); Camuñas
y Kike Sola.
Árbitro: Delgado Ferreiro (vasco). Mostró tarjetas amarillas a Dani Alves y Keita, por parte del Barça, y a Nekounam y Timor, por parte osasunista.
Goles: 1-0, min. 24. Centro de Jeffrén desde la banda izquierda y Villa gana la partida a Monreal para batir a Ricardo. 2-0, min. 87. Gran pase de Alves a Messi, quien mata el partido.
Incidencias: 73.285 espectadores en el Camp Nou. Partdo correspondiente a la trigesimotercera jornada de Liga.

0 Comments:

Publica un comentari a l'entrada

Links to this post:

Crear un enllaç

<< Home